Mundo Animal

Una osa maltratada en un circo ucraniano comienza una nueva vida

El animal vivió los primeros años de su vida haciendo espectáculos en un circo

Kiryusha, una osa parda de 24 años, que fue encontrada viviendo en condiciones lamentables tras ser abandonada por su dueño por la guerra en Ucrania, tiene una nueva vida en un zoológico de los Países Bajos.

«El fin de semana, la Fundación Bears in Mind fue a buscar a una osa parda a Ucrania que había estado viviendo en condiciones lamentables durante 18 años», informó el zoológico de la ciudad de Rhenen en un comunicado.

La institución explicó que la situación de la osa se deterioró por el conflicto y que la fundación hizo lo imposible por evacuarla de la zona de guerra lo antes posible.

Kiryusha pasó años en una pequeña jaula en un hotel con un campamento para niños donde vivía confinada «sin apenas espacio para moverse».

El animal vivió los primeros años de su vida haciendo espectáculos en un circo, antes de ser transferido al hotel.

«Con la guerra, los dueños ya no están en condiciones de cuidar a los animales», explicó Ingrid Vermeulen, directora de Bears in Mind. Denunció también que con la comida escasa los animales son abandonados a su suerte.

En su nueva vida en los Países Bajos, Kiryusha cumplirá con una cuarentena y después podrá rondar libre con otros osos rescatados en un bosque bajo la supervisión del zoológico y de la fundación animalista.

Deja un comentario