Mundo Animal

Tratar como perrhijo a una mascota le causa daño mental según estudios

Especialistas explican que humanizar a los animales de compañía es un comportamiento errático

El término “perrhijos” es una nueva tendencia que se ha popularizado en estos años.

Algunos lo hacen porque no desean formar familias con hijos y por el contrario, parece ser que sustituyen esta necesidad de crianza con mascotas.

¿Qué es un perrhijo o gathijos?

El término nace de la contracción entre hijo y perro, o en su caso, gato. 

En pocas palabras, los perrhijo o gathijos son los animales de compañía a quienes los seres humanos tratan y cuidan como si fueran sus hijos humanos.

Un error es humanizar a los animales de compañía.

Las personas que tienden a humanizar a sus animales de compañía les pueden causar un gran daño, pues les exigen comportamientos que no son propios de su especie, asegura Moisés Heiblum, académico de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ) de la UNAM.

El especialista asegura que tratar a los animales como hijos humanos provoca que las mascotas se vuelvan sumamente dependientes.

Heiblum explica que este apego excesivo es perjudicial, ya que cuando el dueño se separa de su mascota por un tiempo, el animal reacciona con ansiedad ante la separación.

Esta ansiedad se puede manifestar con ataques de pánico que lo motivan a destruir objetos, vocalizar, orinar y defecar dentro de la casa.

El especialista asegura que perros y gatos entienden las consecuencias de sus actos, además de ser conscientes de la relación costo-beneficio de comportarse mal, pues saben que cuando incurren en algún comportamiento de ese estilo, pueden llamar la atención y obtener algún beneficio de los dueños.

“Por ejemplo, si se suben al sillón es porque el dueño se los ha permitido sin establecer límites o reglas, pero si un día quiere bajarlo por la fuerza, el perro gruñe y muestra los dientes, amedrentando a la persona; entonces, el animal aprendió que de esa manera puede quedarse en ese espacio” detalla Heiblum.

El académico de la UNAM hace un llamado a todos los dueños de mascotas a no integrar a los animales en rituales y costumbres humanas (cumpleaños, bodas, eventos) pues no los necesitan, ni los comprenden.

Moisés Heiblum asegura que los animales solo necesitan cubrir sus necesidades básicas, como no padecer hambre o sed, contar con un lugar para resguardarse del ambiente, recibir atención médica y tener libertad para expresar su comportamiento animal y realizar actividades apropiadas a su especie.

Deja un comentario