Mundo Animal Tu mascota

Topito, un gatito rescatado debajo de la tierra

Topito

Tres días bajo la acera y con mes y medio de vida, sobrevivió

Llovía muy fuerte, y comenzamos a escuchar unos maullidos muy seguidos en el estacionamiento de la residencia, con tan mal tiempo y ese maullido que decía que era un gatito pequeño.

Efectivamente, el gatito tendría en ese momento mes y medio.

Nos pusimos de acuerdo la señora de mantenimiento, sus hijas, mi hijo y yo.  Comenzamos a buscar de donde salían los maullidos, por todos lados, logramos escuchar que salían de un hueco.

Logramos sacarlo, pero volvió a caer y empezó la odisea.

Día 1

El gatito maullaba desde un hueco, que notamos, estaba bajo la acera, bajo el concreto, cerca de unas jardineras. Cavamos e hicimos varios intentos, pero el gatito estaba asustado y se metía más hacia adentro de aqul hoyo.

Topito cuando lo sacamos la primera vez
Topito cuando lo sacamos la primera vez

El gatito estaba muy asustado, le pusimos comida considerando que tenía muchas horas podía tener hambre y nosotras queríamos llamar su atención y que él viniera hasta donde nosotras estabamos  y así atraparlo para poder sacarlo.

Día 2

Lamentablemente pasados dos días, me vuelven avisar de los maullidos y efectivamente era nuevamente el gatito que cayó al hueco de Las jardineras, pero en esta ocasión ya la situación se tornó un poco más complicada porque nos tocó cavar  todo el camino de tierra y prácticamente escanear sus maullidos, para localizarloy posteriormente sacarlo.

Mientras todo esto pasaba, nos inclinábamos y lográbamos verlo asustadito pero por su miedo no salía, estaba muy pequeño y asustado. El reto era sacarlo y tapar ese hueco, el gatito parecía un topo bajo la tierra.

Em el hueco había mucho vidrio y hay ratas que hacen vida bajo las aceras, lo cual daba mucho más miedo. Ese día fue una completa odisea, cayó la noche y no salió,  ya estábamos desesperadas, se venía la lluvia.

El hueco en donde estaba

Pasó la noche debajo del asfalto del estacionamiento con los ratones y cucarachas y la verdad en aquel momento tendría un mes y medio a lo mucho.

Ya para el 2do día aún dentro del hueco. Para dos inexpertas, la situación era muy estresante. Amigos, conocidos y gente experimentada nos asesoraban por teléfono, pero al final, solo estábamos Topito, mi vecina y yo.

La gente que pasaba, nos veía como «locas», muchos indiferentes nos decían que dejáramos eso así, ¡ay! tanto escándalo por un gato, y eso era realmente frustrante. Me sentí con ganas de llorar de la desesperación. Pero no me me rendí y mi vecina tampoco.

Los Bomberos UCV pretando apoyo

Decidí salvarlo, a pesar de las personas que pasaban y sus comentarios. En medio de la crisis, se me ocurrió llamar a los Bomberos de la UCV. Ubicarlos fue lo primero a  través de Instagram, donde me respondieron amablemente. Un teniente por whatsapp me fue indicando qué hacer y estuvieron muy pendientesdsbh.

Pero Topito, no quería salir, así que hicieron acto de presencia, los Bomberos se trasladaron hasta las residencias. Rompieron un poco más, lo veíamos y no salía.

De verdad algo que parecía tan sencillo, se complicaba, al punto, que los Bomberos, se marcharon.

Día 3

Ya para el 3er día, me avisan  que maullaba pero insistía en no salir, ya ahí comenzamos a perder las esperanzas  porque cuando logré bajar para echarle un vistazo a Topito, me dicen que tenía mucho rato sin maullar. Pensé en lo peor.

Con la fe rota, pero casi remendada, me dije, inténtalo una vez más, así que le puse comida. Ya con el camino más abierto, maullaba como hablando hacia la comida y como por arte de magia: Salió.

Topito
Topito libre y resguardado

A partir de ese momento  una vecina lo agarró lo bañó y me lo entregó bañado, lo pude sostener entre mis manos, tan pequeño y tan vulnerable. De una grieta en el jardín en la acera, a un gran túnel, un peligro para tan pequeño animalito.

Sobrevivió, quién sabe a cuantos ratones o ratas, la humedad y él allí, maullando como diciendo, no descansen que aún estoy aquí muy asustado y no sé cómo salir.

Topito está a mi cargo, apenas tendrá 3 meses, quiero darle, la mejor vida posible, no quiero que una grieta sea un monstruo, ahora soy muy cuidadosa porque Topito pudo maullar y ser escuchado, pero muchos, quién sabe.

Deja un comentario