Gatos Mundo Animal

¿Qué pasó con los gatos del Sambil La Candelaria?

Solo queda un gato en el Sambil La Candelaria, apodado El Ruso

¿Qué pasó con los gatos del Sambil La Candelaria? tuvimos la oportunidad de hacerle seguimiento a este caso y de conversar con la cuidadora directa de esta colonia felina, la señora Perla.

Perla Ortega es  proteccionista de la parroquia La Candelaria en Caracas, abogado y miembro de la Asociación de Abogados Defensores de los Derechos de los Animales, organización recién creada en fecha 2 de octubre del 2022 y ha dedicado gran parte de su vida a la protección de animales en situación de calle, especialmente gatos.

 “Yo ando pendiente de los animales en situación de calle y de abandono los Socorro” nos dice. Agrega que a raíz del cierre del  Sambil La Candelaria, muchos gatos hacían vida allí, por el abandono en que se encontraban las instalaciones.

Una colonia de gatos, se estableció de manera exitosa en este lugar y tan exitosa fue su adaptación, que alcanzó numerosos gatos, aproximadamente 50. Con el apoyo de otros proteccionistas del sector, empezaron a alimentarlos a diario y a atraparlos para esterlizarlos.

En algunos casos podía ubicarles un hogar, pero en otros no. Nos cuenta la señora Perla, que con la pandemia y el movimiento de maquinarias dentro de este centro comercial, que hace algunos meses inició actividades para poder ser inaugurado, llevó como consecuencia, que muchos gatos desaparecieran, sea que murieron o escaparon del ruido.

Falta el Ruso

Antes de ser rescatados del Sambil, ya solo queda el Ruso

Luego de un gran trabajo de varios meses y de la unión con otros proteccionistas, lograron sacar los gatos que allí quedaban y dar en adopción algunos otros, sin embargo, hay un gato especial, el más grande de todos y mayor, el padrote apodado “El Ruso”.

El Ruso es un gato que conoce a sus cuidadores, pero no como para establecer una relación cercana, es un gato feral, hace vida dentro del Sambil y no ha  habido forma de poder sacarlo de allí, esa es su casa, pero no es el mejor lugar para un gato tan mayor.

Perla nos aclara que podría tener unos 13 años, desde que lo conoce y lo alimenta. Lo bonito de todo esto, ha sido el trabajo en equipo, pues los ingenieros y obreros del Centro Comercial, le han ofrecido todo el apoyo para el rescate de los gatos que allí hacían vida.

De hecho, ha dejado trampas para que los gatos caigan y puedan ser llevados al veterinario para su revisión y castración, con el apoyo del equipo Sambil, quienes le cuentan “vimos al Ruso por el sótano” o “El Ruso se paseaba por la feria”. Ya lo conocen, Ya el Ruso se apellida Sambil.

Insiste que el Ruso es un gato viejo, que no quiere irse de allí, aclara que él nació en ese lugar y que si logran atraparlo, necesitan un hogar que comprenda que no es un gato para abrazar o tocar, se mantendrá lejos y que este hogar no debe tener niños, para evitar cualquier accidente.

Gracias al apoyo mancomunado cayó en la trampa en una oportunidad, pero es tan fuerte, que se escapó, luchó y luchó que casi desarmó la jaula. Ahora es más difícil atraparlo. El Ruso es el único gato que queda dentro del Centro Comercial. Con gran preocupación la proteccionista ve que pronto se abrirán las puertas y no sabe qué le podría pasar.

Esta gatita dentro de la jaula trampa

Un sambil sensibilizado

En esta entrevista que gentilmente concedió para Tumascota.life la señora Perla nos contó que no todo es tan grave. Porque ha brotado la sensibilidad, conciencia y el respeto por los animales en el equipo de trabajo de este centro comercial o por lo menos entre el equipo de ingenieros, seguridad  y  obreros.

Recientemente, recibió la llamada de uno de los ingenieros, le decían que tenían a un gatito, que por favor los ayudara y ella acudió al llamado, preocupada por el estado del gatito, que estaba resguardado y mimado por los muchachos, así les dice.

Aclara que apenas supo de lo ocurrido con el Sambil, se comunicó directamente con la constructora Sambil y pidió apoyo para poder llevar a cabo el rescate y afortunadamente hubo una gran receptividad, fue atendida directamente por el  Lic. Ricardo Cohen y el ingeniero Méndez, a quienes quiso extender un sincero agradecimiento, por el apoyo, por dejarle colocar la jaula trampa y la colaboración para poder llevar a cabo  este rescate.

El gatito rescatado por personal del Sambil y la señora Perla

Lo que más preocupa, es que este grupo de proteccionistas, alimentan y esterilizan con fondos propios, a veces consiguen apoyo y colaboración de terceros o de instituciones, pero en la cotidianidad, es cuesta arriba alimentar a la colonia felina, ubicarlos en hogares temporales o definitivos y esterilizarlos.

Se vivieron momentos de mucha tensión cuando se supo de la toma del Sambil y hubo un gran movimiento de personas tratando de apoyar, con alimento, hogares temporales, kennel o jaulas, la verdad es que todos están muy agradecidos.

Hace un llamado porque se necesitan hogares temporales para que puedan tener a los gatos que se rescatan, ha sido cuesta arriba por falta de estos temporales. Nos cuenta que cuando empezó el rescate este año, había unos 20 gatos de los cuales sólo pudo rescatar 11.

La señora Perla y su compañera Ruth llevando a esterilizar gatos del Sambil

Con mucha emoción quiso también, extender el agradecimiento a todos los que le colaboraron en el rescate de estos gatos del Sambil, empezando por la constructora, el personal de seguridad, los obreros y su equipo de proteccionistas aliados que sin ellos no habría sido posible, en medio de la pandemia, seguir alimentándolos, sacarlos de allí y llevarlos al veterinario o a sus hogares temporales.

Por favor, no dejes que tu gato salga a la calle y regrese cuando quiera, muchos de estos gatos ferales, se reproducen con gatos domésticos y comienzan las camadas no deseadas. Esteriliza siempre que puedas. Al gato de tu cuadra, el del estacionamiento, el del centro comercial.

Para despedirse la señora Perla hace un llamado de conciencia, para que no permitan ningún tipo de maltrato animal, porque estos son seres sintientes y si puedes ayudar o socorrer a algún animal en situación de calle, hazlo, si puedes denunciar, no lo dudes, que tu denuncia ayudará a que se haga justicia.

Deja un comentario