Gatos Mundo Animal

¿Por qué los gatos prefieren a las mujeres?

Las razones se remontan al antiguo Egipto, donde se inició la domesticación de los felinos

Los gatos sin duda son animales que no dejan de sorprendernos, desde sus habilidades físicas (como su elasticidad y velocidad) hasta en el aspecto social (el modo que interactúa con los humanos y otros animales).

También, algo muy particular en ellos es que son seres muy cariñosos, si les brindas cariño y afecto, pueden generar conexiones muy fuertes.

De este modo, así cómo se relaciona desde hace mucho tiempo a los perros como compañeros inseparables del hombre (porque estos los acompañaban a realizar labores de caza), se asocian los felinos con las mujeres porque eran sus acompañantes cuando realizaban labores domésticas en el hogar.

Sin embargo, los gatos pueden crear vínculos intensos tanto con hombres como con mujeres, pero en este caso crea vínculos muy fuertes con las mujeres, esto no es algo que sea casualidad o capricho; a continuación, te explicamos las razones por las cuales los gatos prefieren a las mujeres.

¿Por qué la mujer?

Las razones por la cual los gatos prefieren a las mujeres se remontan de hace mucho tiempo atrás, específicamente en la antigua Egipto, donde se comenzó a domesticar a estos animales como animales domésticos.

Los motivos de esto, era proteger las cosechas y eliminar las plagas de las casas; por lo general, quienes realizaban el cuidado y se preocupaban por la alimentación eran las mujeres.

Posteriormente, ya en la edad media, que fue una época muy conflictiva y difícil para muchas familias; cuando los hombres salían a buscar el sustento para su hogar, con frecuencia, duraban días e inclusos meses fuera de sus hogares, así que la única compañía que tenía su esposa era el gato.

Cabe destacar, que la asociación de los gatos en la edad media con las mujeres era tan fuerte, que las personas tenían la creencia de que las brujas se transformaban en gatos para escapar. Es por esta razón, que se incentivó a la masacre de gatos por toda Europa.

Durante la época de la Guerra Mundial, los gatos destacaban como los acompañantes de las mujeres de los soldados. Sin duda alguna, es una relación de siglos, y como toda relación, han estado en los momentos buenos como en los momentos muy malos para ambos (mujeres y gatos).

Figura maternal en los gatos

En una investigación, publicada en la revista “Behavioral Processes”, un grupo de investigadores realizó un trabajo con la interacción entre los gatos y sus dueños.

Para realizar esta investigación, se emplearon aproximadamente 40 gatos con sus respectivos dueños y se detallaron los distintos comportamientos entre los gatos y los humanos. Los científicos habían estimado que los gatos reaccionan de forma fría y distante, como dice la creencia popular sobre estos maravillosos seres.

Sin embargo, se llevaron una sorpresa. Lo que observaron fue una relación afectuosa entre dueño y felino en la mayoría del tiempo, resaltan que les buscaban cuando querían algo de cariño.

Este tipo de comportamiento, se observó más con dueñas femeninas y se dice que va más allá que solo un favor que realices al gato (como limpiarle su caja, dar comida, entre otras). Los científicos concluyeron que los gatos son más propensos a acercarse más a una mujer que a un hombre.

Las mujeres tienen un instinto natural de cuidar a sus hijos, es probable que los gatos sean cuidados con el mismo amor. Del mismo modo, las mujeres a diferencia de los hombres, son seres muy detallistas y están atentas de cada cambio que ocurre alrededor

Por otra parte, en el caso de los gatos, los detalles que marcan la diferencia son el cuidado y la alimentación. La persona que más los alimenta y está pendiente de ellos tiene muchas posibilidades de ganarse su afecto.

En consecuencia, la responsabilidad de proporcionar el alimento en la etapa inicial de un gatito es de su madre biológica, posteriormente, la madre se independiza y recae esa tarea sobre la dueña de los gatos; y es por eso que se le asocia como madre humana.

Por el tono de voz

Otra de las razones de peso por la cual los gatos prefieren a las mujeres es su tono de voz, aunque suene increíble.

Esto se debe a que los gatos prefieren la voz femenina porque lo asocian al sonido que emiten las gatas. Además, el sonido agudo de la voz femenina, les da calidez y tranquilidad a los gatos. También, las mujeres tienden a interactuar con los gatos de manera vocal, eso afianza más su relación.

La Interacción

Como se ha mencionado en diversas ocasiones, la interacción es un factor importante. Mientras más sea la interacción, mayor será la atención y el cariño que sienta tu gato hacia ti.

Por lo general, en esta tendencia destacan en la mayoría de los casos las mujeres por encima de los hombres (los hombre tienden a reservar más su sentimientos y en muchas ocasiones no demuestran afecto).

Conformemente, los gatos prefieren a las mujeres por esta razón.

Asociación de las mujeres con los gatos

En la actualidad, se han creado ciertos estereotipos con la relación entre los gatos y las mujeres que han trascendido incluso a diversas series y películas a lo largo del tiempo. Los estereotipos más conocidos son los siguientes:

  • Loca de los gatos: Esta figura, suele asociarse a mujeres que tienen avanzada edad o que tiene algún trastorno donde alberga en su hogar una cantidad de gatos grande e incluso algunas ocasiones alarmantes.

También, este estereotipo suele usarse de manera peyorativa a mujeres amantes de los gatos, por eso nos hacemos la siguiente pregunta: ¿Es loco amar a los gatos? Absolutamente no, así que no debes sentirte mal.

  • Lo asocian a la soltería: Las mujeres solteras han sido relacionadas con los gatos, esto sin dudas es un estereotipo machista empleado para señalar a las mujeres que son empoderadas (por lo general, la mayoría de 30 años) que no se han casado o conseguido una pareja.

Para la mayoría de los dueños de gatos, sin importar el sexo, al gato se le considera como un integrante de la familia y que estan pendientes de ellos, no es una locura; al contrario, es ser reciproco con el amor que obtenemos de ellos.

Deja un comentario