Perros

Perros jubilados del ejército mexicano podrán ser adoptados

Seleccionarán a las familias más acordes para cuidar a estos héroes caninos

Los perros no solo son los mejores amigos del ser humano por brindar compañía y amor incondicional en cada hogar que llegan, los canes también pueden cumplir importantes roles en los principales cuerpos de seguridad de un país determinado.

En honor a esa ardua responsabilidad que los perros rastreadores, exploradores y centinelas ejercen dentro de las filas de un organismo de seguridad, La Secretaría del Defensa Nacional mexicana decidió abrir una convocatoria para dar en adopción a uno de estos heróes de cuatro patas que ya haya cumplido sus años de servicios.

«Si está interesado en adoptar a uno de estos ejemplares caninos que serán jubilados de las filas del Ejército Mexicano, deberá seguir los puntos de su convocatoria», refiere el organismo.

La solicitud se hace por internet, los interesados deben proporcionar sus datos y completar un formulario de evaluación donde se preguntan cosas como número de personas que viven en casa, si actualmente el candidato a adoptante ya tiene otras mascotas, condiciones del posible hogar del perrito jubilado y otros que sirven para asegurar las condiciones de vida que tendrá el can.

Entre las consideraciones que la familia solicitante debe tener en cuenta es que estos prospectos son perros adultos, que seguramente requerirán seguimiento médico de los cual serán responsables las personas que lo recibirán en adopción.

A parte, de todas las solicitudes recibidas se hará una selección revisando las  características idóneas de la familia y vivienda para recibir al nuevo  integrante peludo. «Se hará una visita a los domicilios que son prospectos y donde viviría el Héroe Canino jubilado», especifica la entidad.

Los aspirantes deben tener en cuenta que no todas las solicitudes aplicarán, puesto que se reciben miles de ellas,  los seleccionados serán notificados directamente por Email, o por llamada telefónica, usando los datos registrados, es por eso que debe tomar especial  atención a revisar que proporcione los datos correctos.

En EEUU, los perros jubilados del ejercito son adoptados por su entrenador

Jason Bos llevaba tiempo esperando este día: durante varios años, él y su ex «compañera» Sila trabajaron juntos para el Ejército estadounidense en Irak rastreando bombas. Eran amigos hasta que los separaron. Por eso cuando casi dos años después se reunieron en el aeropuerto de Chicaco O’Hare, el feliz Bos se apresuró a abrazarla.

Sila es un perro militar, uno de los aproximadamente 2,500 veteranos cuadrúpedos que actualmente sirven a Estados Unidos. Se les emplea como perros rastreadores o de patrulla y se consideran socios de sus compañeros.

A menudo, el vínculo entre ambos es tan estrecho que los soldados acaban adoptando a los perros cuando estos, por edad o por motivos de salud, tienen que abandonar el Ejército. Ese fue el caso de Bos y Sila, aunque no en todos los casos resulta tan sencillo.

Por ejemplo, cuando un perro militar llega a la edad de «jubilación» estando en el extranjero, no siempre se garantiza que su regreso a Estados Unidos corra a cargo del Ejército.

El problema es que técnicamente, el animal deja de pertenecer al Ejército una vez «jubilado», señala a National Geographic Mark Stubis, portavoz de la American Humane Association.

Esta organización benéfica es cada vez más contactada por militares a los que les gustaría adoptar a su socio, pero que no pueden permitirse pagar el traslado. «Una persona que deja de pertenecer al Ejército no puede volar tan fácilmente en un avión militar, y lo mismo sucede con los perros».

«Hay una cosa clara: ningún perro se deja abandonado en una zona de guerra ni en una perrera», sostiene.

«Sólo cuando dentro del Ejército no se encuentra a nadie que quiera hacerse cargo del perro tenemos una lista de espera de 300 interesados a los que les gustaría adoptar a uno de estos veteranos».

Algo que también confirma Stubis, que no obstante es más partidario de la reunión entre perro y compañero. «Es de gran ayuda para ambas partes para superar el estrés postraumático y lo vivido en la operación».

Aproximadamente 2,500 veteranos cuadrúpedos sirven a Estados Unidos

Deja un comentario