Tu mascota

Perlita, la amiga de todos

Le prometí a perla que ya no la daría en adopción, tras un año de llevarla a jornadas

Ella es Perla, la rescatamos cuando una familia en semana santa, hace 10 años, la abandonó en una caja con sus cachorros. Recuerdo que llovía y ya habíamos dado en adopción a sus bebés, entonces esta temporada de lluvia, angustiaba porque ella debía ser resguardada.

En aquel momento la alimentaba todos los días en aquella calle. Tan linda, me esperaba y no me perseguía, estaba como resignada a vivir en la calle, aunque estaba muy triste, no insistía en venir conmigo, como otros perritos que he alimentado.

Recuerdo que la llevé a esterilizar y mi compañera no pudo resguardarla, así que la llevé a casa de «hogar temporal». La llevé durante un año a jornadas de adopción, todos los fines de semana, vacaciones, navidad y nada. Cuando por fin la dí en adopción, el chico me llama y me dice: «Creo que ella te quiere a tí, la bajo y no hace cacas, han pasado 5 días y no quiero que se enferme, ya estoy preocupado».

Así que fui a su casa a pasearla, fue un logro que hiciera cacas y la dejé nuevamente, con sentimientos encontrados. Pero al día siguiente, le dije al chico: «La voy a buscar» así fue. Lo intenté un par de meses más y recuerdo que la miré a los ojos y le dije mirando a sus ojos: «Ya eres mía, no tendrás otra familia mi Perla». Y como nunca, empezaron a llamarme por ella y ya se lo había prometido, no buscaría otra familia para ella.

Así que desde ese momento, es la niña Perla, la consentida que peor se porta, pero que con esa carita, todo se le perdona y con su mejor actitud, todos la aman, era muy tímida, antes, tenía muchos miedos, se ve que donde la tenían le pegaban con la escoba. Pero ahora es trauma superado.

Se monta en mi cama escondida y duerme toda la tarde, cree que no me doy cuenta, pero siempre la encuentro dormida, es que ya es una señora y no le da tiempo de bajarse rápido como lo hacía antes. Compartiré en esta galería algunas fotos de la Reina Perla, la amiga de todos.

Deja un comentario