Mundo Animal

Mitos y realidades sobre dormir con las mascotas

Las opiniones se dividen entre quienes consideran esta práctica como terapéutica y otros poco higiénicas

Si tienes en casa mascotas como un perro o tal vez un gato, seguramente has dormido con ellos, aunque sea una vez, y en algunos (muchos) casos, se puede ver que desde ese momento estos pequeños jamás salieron del cuarto. 

De esta forma, si eres un amante de las mascotas dormir ellas debe ser una acción muy común, hasta terapéutica para algunos dueños; también puede que solo comparten el espacio, ya que tu mascota tiene una cama aparte para descansar.

Por otro lado, están muchas personas los cuales se oponen a este tipo de práctica, pues no la ven cómo algo seguro, higiénico, y contraproducente; lo perciben como una acción que genera un impacto negativo para la salud.

El poder dormir con las mascotas puede estar lleno de muchos tabúes, mitos o incluso hasta ventajas; en cualquiera de esos casos, nosotros queremos ayudarte a conocer que tan cierto es lo que algunas personas te pueden plantear.

Para ello te invitamos a continuar leyendo, para así aprender más sobre los mitos y realidades sobre dormir con las mascotas.

Mitos más comunes sobre dormir con las mascotas

Dormir con un animal, ciertamente, puede no ser beneficioso en algunos aspectos para los dueños de estos, pero eso no implica que cada rumor que escuches sea real, unos ejemplos claros de estas mentiras son: 

Dormir con animales puede ser peligroso 

Hemos escuchado esto hasta en noticias, pero ¿te has preguntado si es realmente cierto? O que tal vez ¿Mientras duermes puedes ser atacado? Y la respuesta es ¡No! Aunque este mito es más común en los gatos, no existen pruebas que avalen o de seguridad de estos sucesos.

Por lo tanto, puedes simplemente compartir tu cama con tu gato, y verás que esto es muy poco probable. En dado caso, el gato podría despertarse asustado o incómodo producto de algún movimiento que tu hagas mientras duermes, pero esto probablemente haga que se vaya a otro lugar.

En el caso de los perros, si son muy grandes, se dice que si se llegan a acostar encima de ti estos te podrían asfixiar, ya que no podrías moverte.

Sin embargo, esto es totalmente absurdo, puesto que, si tienes un perro lo suficientemente grande como para asfixiarte, probablemente te levantes de golpe y esto haría que el perro reaccione también, así que es una premisa bastante irreal.

Si duermes con ellos puedes contraer enfermedades 

Al contrario de lo que puedas pensar, las mascotas domésticas, no transfieren ni causan ninguna enfermedad, siempre y cuando se mantenga la higiene de estos y del espacio que comparten.

Si no cumples al tener un buen cuidado en ellos, si podrían contagiarte de alguna infección, o llevar a tu cama algunas alimañas (pulgas o garrapatas).

En el caso de los gatos, a menos que tengas contacto directo con sus heces, es imposible que ellos te puedan contagiar de toxoplasmosis.

Realidades y ventajas de este hábito

Para las personas que aman estar con sus mascotas, el hábito de dormir con ellos es normal y no supone un peligro; y es que, realmente compartir con ellos esto, no causará un padecimiento inminente, pero puede hacer vulnerable a otras circunstancias. 

Debido a esto, repasemos las realidades y ventajas de dormir con las mascotas:

Realidades

Es imposible tapar el sol con un dedo o esconder la verdad, y es por ello que dormir con tus animales, tiene algunas consecuencias, pero no tan malas cómo algunos podrían pensar. Estas son las siguientes:

Alergias o enfermedades respiratorias

Si sufres de alguna de estas condiciones, los expertos recomiendan no dormir con ningún animal, ya que su pelaje podría agravar aún más tu situación, inclusive hasta causar ataques de asma en algunas personas.

Muchos afirman, que ellos no causan este tipo de reacción, sino que por el contrario ayudan en la recuperación, pero nada de esto está avalado de manera científica.

Si duermes con tus mascotas y padeces alguna condición, toma las medidas preventivas a fin de evitar recaídas, pero si no tienes un problema de salud no existe problemas en compartir cama, solo no olvides tener buena higiene y limpieza.

Calidad del sueño

Existe un debate referente a este tema, ya que los expertos tienen opiniones divididas sobre si este es o no un beneficio, ya que ambos han realizado estudios que hablan sobre esto.

Unos estudios apoyan el hecho de que dormir con animales puede causar un menor descanso y tener mayor incomodidad, mientras que otros exponen que a su lado vas a tener un sueño placentero.

La intimidad de pareja

Si se está en pareja, por obvias razones se verá afectada la intimidad, ya que resulta que no tendrán un espacio suficiente ni siquiera para dormir bien los 3.

Y claro, esto tiene una solución rápida, si está recién llegando al hogar tu mascota, allí pues vas a poder colocar límites, y así acondicionar un sitio para su descanso, sin que sienta que debe estar en la cama de sus dueños.

Si ya tu mascota lleva tiempo descansando plácidamente a tu lado, será muy difícil (pero no imposible) revertir a lo que ya está acostumbrado, igualmente si no tomas cartas en el asunto puedes tener problemas a futuro.

Ventajas

Cabe destacar, que dormir con las mascotas podría ser bueno de cierta manera, y el principal beneficio sería el lazo afectivo que lograrían tener; poder compartir el sitio donde duermen brindará la sensación de comodidad, compañía y seguridad en ambos.

Justamente, es la seguridad otro punto a favor de dormir con una mascota; ya que, por ejemplo, el dormir con un perro en caso de personas que viven solas le da la sensación de tener esa compañía necesaria.

Otra ventaja, sería que te ayudan en casos de estrés o ansiedad. Resulta que, se ha probado que acariciar a tu mascota o sentir su presencia reduce el nivel de estrés, así como ayuda a promover la sensación de ansiedad y son compañeros muy empáticos en situaciones de tristeza 

Si deseas o no dormir con algún animal doméstico, solo debes tomar en cuenta lo que aquí hemos expuesto. Tú más que nadie sabrá cuán conveniente o no sea realizar esta práctica.

Igualmente, no olvides que, aunque tu mascota no duerma contigo, el hecho de vivir bajo el mismo techo contigo junto con buenos cuidados es suficiente para que esté contento.

Deja un comentario