Perros

Mitos sobre los perros pitbulls

Muchos han demonizado a esta raza de perros, que como otras, solo quieren recibir y dar amor

Los perros pitbulls están llenos de mala fama y hasta difamaciones por simplemente ser parte de esa raza, los catalogan de violentos y hasta de asesinos.

Esto se debe, a que las personasle adjudican sus conductas agresivas sólo por pertenecer a esta raza y nunca han comprendido que ellos son unas mascotas; y como tal, su comportamiento y temperamento son influenciados mayormente por la educación que han recibido en casa.

Por sus características físicas y destreza, muchos de estos animales son entrenados para pelear, para que causen dolor y hasta dar muerte en las peleas clandestinas de perros.

Sin embargo, ellos no son lo que se vende, simplemente son seres que quieren recibir y también dar amor, son fieles y divertidos; por eso, te invitamos a continuar leyendo para que conozcas más sobre los perros pitbulls.

¿Es realmente peligroso el perro pitbull?

Anteriormente, te dijimos que detrás de esta raza existen muchos mitos y leyendas, y que en vez de ayudar, esas “informaciones” lo que hacen es crear más desprecio hacia ellos.

Por esta razón, si un perro es maltratado física y verbalmente va a responder de la misma manera; y es que ellos no nacen siendo agresivos, por el contrario son muy inocentes.

De esta forma, es importante brindarles el amor y la comprensión necesaria, adoptar a uno es saber que luego de un tiempo en casa su comportamiento será respetuoso.

Cualquier raza de perro, incluso los mestizos, llega a ser “peligroso”. Esto se debe a que se sienten amenazados, por ello es crucial saber que “su raza, no lo hace agresivo” ¡El comportamiento de los humanos, sí!

Mitos sobre los pitbulls

Gracias a las noticias los prejuicios contra los perros pitbulls se mantienen. En consecuencia, los mitos y leyendas sobre ellos son gigantes, muchas de estas son tan increíbles que parecen sacadas de una película de terror.

Por ello, te invitamos a continuar leyendo y así conocerás lo que NO son los pitbulls:

Su mordida es fuerte y se bloquea con su mandíbula

Se cree que la mordida del pitbull es tan poderosa que destroza un hueso de inmediato, eso es totalmente falso, existen otras especies que tienen más fuerza en su mordida.

Además, según algunos estudios (no científicos) practicados se refuta esta opción. Lo cierto es que sí, tienen una potencia en su mordida, pero no con la magnitud que se imagina.

Fueron “modificados” para las peleas de perros

Son descendientes de los bulldogs ingleses, estos eran entrenados para enfrentarse a osos y a toros, a partir de esta raza comenzaron a evolucionar en sus aportes.

Es decir, estos ya no eran solo usados para peleas sino cómo guardianes, pero jamás dejó de ser usado para las peleas violentas.

Actualmente, ellos prestan apoyo durante un rescate y hasta ayudan en terapia, eso no quiere decir que todos van a ser amorosos pero sí respetuosos.

No sienten ningún tipo de dolor

Este perro es capaz de sentir dolor cómo cualquiera de su especie, este mito es creado por las personas que lo usan en peleas.

De esta forma, sería ilógico pensar que no sienten nada, puede que al momento de sobrevivir ellos a pesar de las heridas sigan luchando, pero al irse la adrenalina de su cuerpo siente todo el dolor.

Se les debe cortar las orejas y la cola

Según se hace por “seguridad”, aunque realmente se les cortan por la estética del perro. Además, al cortar sus orejas le pueden hacer tanto daño que pueden quedar expuestos a tener infecciones en ellas.

En algunos países como España, este tipo de acción en los perros es penada por la ley.

Suelen ser muy impredecibles y hasta inestables en sus emociones

Cualquier perro puede tener un temperamento inestable, pero jamás será impredecible. Por el contrario, el cambio en su comportamiento será notable y es que las señales de su estrés serán visibles en su cuerpo, por ejemplo, en la cola.

Del mismo modo, aquí también se pudiera desmentir que por su temperamento es que agreden a sus dueños o a los niños. A estos últimos se les debe enseñar cómo tratar a un animal, pues por creer que los perros son juguetes pueden incomodarlos y al mismo tiempo, al perro se le puede enseñar a cómo tratar a los niños.

Si su alimentación es con carne cruda, querrán morder a las personas

Cuando se ignora sobre qué debe comer un perro, se inventan este tipo de “información”. En realidad, no existe manera más sana de alimentar a esta especie que con carne, huesos y todo lo que sea natural (no tóxico).

Su alimentación no interfiere en su comportamiento, a menos que tenga dueños tan desconsiderados que le dejen pasar hambre; de ser así buscará por ende, algo para comer, pero no será a personas.

Enloquecen debido a que su cerebro crece demasiado

Falso, es impensable que algo así suceda, pero existen personas que creen que este tipo de mito es real.

En consecuencia, llegan a pensar que al crecer su cerebro causará en él reacciones agresivas y por ello es que pierde el control y deciden atacar. Ellos tienen un cerebro de tamaño normal y aunque creciera, esto no va a hacer que ellos generen mayor agresividad y lo mejor sería, en tal caso, consultar con un veterinario.

Este tipo de raza no se puede entrenar

Hay quienes dicen que por su físico imponente estos perros no acceden a entrenarse, pero no es así. Por el contrario, si estos se educan desde pequeños no existirán problemas, pues son obedientes.

De esta forma, es importante saber que cuando se adopta un pitbull se tiene que tratar con todo lo que arrastra de su pasado. Esto no quiere decir que no cambien, sino que por supuesto será un poco más complicado educarlo, como con cualquier otro perro con un pasado difícil, pero que con la terapia y el adiestramiento adecuado lo podrá lograr.

Es inhumano que la práctica de peleas con ellos continúen, son seres vivos y cómo tal merecen respeto y una vida digna, con este tipo de “práctica” ellos quedan afectados física y emocionalmente.

Recuperar un poco de lo que eran antes de las peleas y maltratos, no será nada sencillo, pero si es posible, muchos de ellos sólo quieren una oportunidad para que le conozcan y acepten en un hogar.

Más allá de que las razas tienen rasgos propios, sería una falacia decir que todos los perros son iguales.

Cada uno posee una personalidad e identidad diferente y su entrenamiento dependerá de ello. Al mismo tiempo, hay que tener en cuenta su historia, pero al final de todo, ellos poseen un gran potencial de cambio.

Deja un comentario