Gatos

Mi gato se esconde cuando llega la visita ¿Por qué ocurre eso?

Debes respetar la decisión de tu minino sobre compartir su espacio con personas o animales

Toda persona que tenga bajo su responsabilidad el cuidado de alguna mascota, debe considerar ciertas circunstancias o eventos que pueden afectar su confort o bienestar. Esto con el fin de evitar ocurrencia de eventos inoportunos que afecten su conducta, en especial cuando tenemos visita en casa.

Es por ello que te explicaremos las razones por las cuales nuestro gato puede tomar la actitud de esconderse cuando llegan visitas a nuestro hogar.

Aunque cada gato es una realidad distinta; pueden existir ciertas similitudes que nos permitan explicar su comportamiento y tomar las medidas o acciones que eliminen las situaciones de incomodidad o de estrés para nuestro felino.

No obstante, al momento que nuestro gato se esconda cuando llegan visitas; es posible que no determinemos las causas de tal comportamiento, y por ende no podamos corregir el mismo, en cuyo caso bien podemos aplicar medidas para gestionar o mitigar las consecuencias.

Tomando en cuenta lo anteriormente descrito, a continuación nos pasearemos por ciertos tópicos, tales como: Razones por las que se esconde nuestro gato, que podemos hacer cuando se esconde el gato, y sugerencias para que el gato salga de su escondite.

Razones por las que nuestro gato se esconde

Por lo general, los gatos tienen cierta tendencia de socializar; sin embargo, en ocasiones tienen la necesidad de aislarse para su tranquilidad, motivo por el cual es conveniente que nuestro gato posea una zona confortable, segura y privada donde acudir para tal aislamiento y refugio.

Con el fin de tener una mejor noción de las posibles situaciones, donde nuestro gato se esconda, indicamos las causas más probables de tal comportamiento, a saber:

Estrés

Lo cual puede ser cuando se presenta el nacimiento de un bebé en nuestra familia, un proceso de mudanza y hasta inclusive la marcha o desaparición física de un familiar.

En síntesis, cualquier cambio o variación en su entorno o su dinámica diaria de vida y confort, pueden causar cierto estrés en nuestro gato.

Algún trauma

Se trata de alguna situación de su pasado que nuestro gato asocie con la llegada de una persona desconocida. Esto se puede traducir en miedo, bien sea hacia alguna persona en particular, un grupo específico o para todas las personas que no conozca.

La presencia de otro gato

Es importante recordar que los gatos son algo territoriales, por lo que pueden resentir la presencia de otro individuo de su especie en sus dominios.

En caso que, en un mismo hogar, existan varios gatos conviviendo, se sugiere verificar que cada uno de ellos disponga de todas las comodidades y recursos necesarios para su bienestar y confort.

Tales recursos, abarcan desde su arena, comederos, bebedero, zona de rascado, juguetes, cama para dormir, entre otros. Lo que se busca con la asignación de recursos individuales, es que no tengan la necesidad en conflicto para el disfrute de los mismos.

Por otra parte, si existe un estrecho vínculo entre el gato y tú, velar por darle su tiempo de atención a cada uno por separado para evitar posibles celos o peleas entre ellos es crucial.

Motivos varios

Aunque existen diversas causas, por las cuales nuestro gato se esconde, debido a lo complejo de cada individualidad gatuna, que pueden incluir desde dolores o enfermedades (tanto de tipo hormonales como mentales) que inciden en su comportamiento.

Cabe destacar que, la mejor forma de verificar cual es la causa de que su gato se esconda, es mediante una observación estricta, lo que se debe hacer tanto sin la presencia de visitas como cuando llegan personas extrañas, para estar seguros de las circunstancias que impulsan tal comportamiento.

Una vez que hayamos comprobado, de manera exacta en que momentos nuestro gato toma la actitud de esconder, ya tenemos mayor propiedad de elegir la mejor medida para corregir o mitigar sus acciones.

¿Qué debemos hacer cuando nuestro gato se esconde?

La idea, no es obligar a nuestro gato a estar visible y disponible en todo momento, o sacarlo a la fuerza de su escondite, sino que debemos aplicar una estrategia de empatía para evitarle todas las molestias posibles.

En tal sentido, debemos incrementar las comodidades o recursos, con los que contará; como por ejemplo, la instalación de ciertos estantes o alguna especie de refugio, donde pueda acudir cuando necesite aislarse y sentirse seguro.

De esta forma, estaremos ayudando a disminuir sus niveles de estrés y aumentando su confort en todo momento. No obstante, y aun cuando tenga ciertas facilidades o refugios, el gato podrá elegir otro sitio de su agrado, como poder ocultarse debajo de nuestra cama o en algún mueble o armario.

En tales casos, se debe procurar no hacer ruidos extraños, que pudiesen asustar a nuestro gato, para que el felino sienta su entorno con normalidad y sin ninguna amenaza, y por cuenta propia decida salir de su escondite.

Con el paso anterior, estamos manteniendo un clima normal, donde el gato se sienta seguro dentro de sus dominios sin variaciones que lo perturben.

Sugerencias para que su gato salga de su escondite

En primera instancia, debemos respetar las libertades mínimas y necesarias que requieren los gatos, de tal manera que su socialización sea lo más placentera posible, tanto para nuestro felino como para todas las personas que lo rodean.

Así mismo, recordar que cada gato es un individuo con sus propias particularidades, y existen casos cuyo proceso de adiestramiento será mayor que otros, por lo que debemos tener mucha paciencia y constancia.

Ahora bien el fin último es que nuestro gato, asocie las visitas de personas extrañas con cosas buenas y agradables, para lo cual sugerimos aplicar las siguientes recomendaciones:

  • Al momento de llegar cada visita a la casa, colocar en su sitio de escondite algo de comida, que sea de su preferencia para que vea que una visita puede ser sinónimo de una recompensa.
  • Incrementar las sesiones de juego y de compartir con tu gato, de tal manera que el vínculo entre el gato y tú, se consolide y que se sienta siempre seguro cuando estás presente, sin importar la presencia de otras personas.
  • Si es de los gatos que, cuando te acercas a su sitio de refugio o escondite; sale del mismo, puedes premiarlo con algo de comida para que tenga una especie de estímulo, en este caso de tipo alimenticio.

Deja un comentario