Perros Tu mascota

Maggie, 14 años felices y los que faltan

Maggie es parte de la familia y ya son 14 años

Maggie Pelusa Josefina Olmedo Gonzáles Pérez es una perrita de 14 años y es la consentida de su casa, su nombre ha sido alargado con el pasar de los años, es que ella es un miembro más de la familia ¿y por qué no llevaría entonces los apellidos de su familia humana? ¿Y por qué no llamarse Maggie Pelusa Josefina Olmedo Gonzáles Pérez?

Ella fue el mejor regalo para su casa, se ganó en poco tiempo el amor y cariño de todos, adora las visitas, es bastante cariñosa, detesta bañarse, pero descubrieron que si ve una piscina inmediatamente va a meterse.

Maggie y sus contradicciones, también es traviesa y sabe cuándo hace cosas malas ya que se esconde detrás de la cama de su hermana humana.

Cuando tenía 3 meses era muy pequeña, tanto que la primera vez que la vieron pensaron que era una ratita blanca y no, se equivocaron, es que podría decirse que es una perra de bolsillo.  

En el tiempo de pandemia creó mucho apego a su mamá y a su hermana, ya que si mamá humana sale a botar la basura, se pone ansiosa y comienza a ladrar. En medio de la pandemia, estos apegos, podrían desencadenar ansiedad por separación.

A pesar de su edad ella es bastante sana, es una perra senil, está viejita, con mañas y algunos comportamientos que no eran comunes en ella, empezaron a aflorar, con el pasar de los años, hasta acentuarse, entonces su familia humana comprendió que son «mañas de vieja».

En una ocasión, algo le cayó ma,l según cuenta la familia y comenzó a vomitar con sangre y a defecar con sangre, por fortuna no fue a mayores y tuvo la atención médica necesaria, un susto, ya está en optima condiciones.

No come perrarina

Con una dieta exacta y única para ella, no come perrarina, no solo por gusto sino también por los precios de su comida. Aunque a ella no le preocupa, ama comer pollo, arroz y zanahoria, no tiene ni la más mínima preocupación por comer perrarina.

Con su juguete favorito

Deja un comentario