Mundo Animal Perros

Luna quedó traumatizada porque fue entrenada para pelear

Ser mestiza de rottweiler fue el pecado de esta perrita

Luna Camila, es una perra rescatada, mestiza con doberman y rottweiler, estuvo en casa seis  años, llegó de una casa en La Pastora y estaba entrenada para que fuera una perra de pelea.

Cuidarla al principio fue súper difícil porque era una perra traumatizada, ella era muy violenta, volátil, podría decirse que era impredecible. Nos armamos de paciencia y pudo más el amor.

Una vez que logramos nos aceptara, comenzamos acercarnos poco a poco y a ganarnos su confianza dándole la comida de la mano. Fue todo un reto.  La sacábamos a pasear y así, poco a poco, ella comenzó a tener confianza, a sentirse segura.

Finalmente Luna Camila se convirtió en una perra muy dócil, cariñosa, pero ojo su docilidad fue con los miembros de la familia, su familia. Era muy territorial, no aceptaba convivir con otros animales, se le habilitó un patio solo para ella, de manera que ningún otro animal estuviera en su espacio.

No le agradaban las visitas en casa, escuchaba alguna voz extraña y se inquietaba. Estaba traumatizada por tanto maltrato.

Nosotros nos fuimos acostumbrando a entenderla y a descifrar sus miedos, simplemente se le respetaba su territorio, de cualquier persona o animal  externo.

Le encantaba comer pollo en brasa, carne, hígado, no comía perrarina (alimento concentrado), lo que hacía que su dieta fuera «exclusiva» o V.I.P.

Hubo una época difícil, tomaba medicinas y para evitar que le afectaran el estómago, le empezamos a dar tetero de avena con patas de pollo, lo cual le encantaba.

Ella padeció de una bacteria, a causa de una flecha de madera que tenía incautrada en su pecho. No lo podíamos percibir así no más. Nosotros no sabíamos que eso estaba ocurriendo.

A ella se le empezó a notar en el medio de la clavículas una protuberancia, al llevarla al veterinario, descubrimos varias cosas. Tenía una fístula muy cerca del corazón y tuvo que ser intervenida quirúrgicamente para retirarla.

Ahí los veterinarios se dieron cuenta que nuestra Luna, tenía enterrada una flecha de madera, que evidentemente por la naturaleza del material, desarrolló una bacteria que comprometió su vida.

Le correspondía un tratamiento muy agresivo por un largo período y eso le afectó su salud, lo bueno es que logró superarlo. Fue difícil porque era una perra de difícil manejo, incluso para llevarla al veterinario era complicado porque no confiaba en nadie.

Un día, al llegar a casa, simplemente estaba muerta. Luna, era especial, pero quien sabe todo lo que sufrió antes de llegar a casa, a nuestra familia, ¿cómo llegó esa flecha allí? Nunca sabremos realmente lo que le pasó.

Tenemos el alivio, que junto a nosotros fue feliz y muy consentida, amaba jugar a la pelota, le gustaba cavar, era muy juguetona le gustaba morder mecate,  paños luchar que uno se los quitara.

Lo increíble, es que todos sabían que Luna estaba sufriendo y conocían de las peleas de perros en ese sector, pero nadie hacía nada. Nadie hizo una denuncia. Por favor, no apoyes eso, además que es ilegal.

Peleas de Perros crueldad a su máximo esplandor

Algunos de los perros que deben tener mayor educación y un dueño responsable y comprometido.

Hay razas, consideradas potencialmente peligrosas, entonces a esos perros los llaman Perros Potencialmente Peligrosos: PPP, por sus siglas. Son considerados de este modo, por la fuerza que poseen al morder. Lo que no se toma en cuenta, es la crianza.

La Ley de protección a la Fauna Doméstica Libre y en Cautiverio, establece en su artículo 33, la prohibición de la tenencia, de los caninos pitbull, rottweiler entre algunas de las razas más estigmatizadas.

Sin embargo, no es la raza, es la crianza, educar al perro, es la clave en todo esto. Porque hemos visto perros mini toy, pincher y de cualquier raza, con comportamiento inapropiado, por falta de aducación y adiestramiento.

Se recomienda el uso de paseador y bozal, para evitar sustos, una buena educación y si es posible, entrenamiento.

Luna era mestiza de rottweiler, ese fue su pecado y caer en las manos equivocadas. Pero a mitad de camino, llegó a la familia correcta, para mostrar que los humanos buenos, somos más.

Deja un comentario