Gatos

La obesidad en los gatos

La gordura no es sinónimo de sanidad. Un minino debe tener su peso adecuado

Es una enfermedad que puede ocasionar males mayores si descuidas mucho a tu gato, la obesidad. La obesidad en los gatos es algo más común de lo que se cree, si no se actúa a tiempo aqueja la buena salud de los felinos.

Este mal trae consecuencias terribles, padecimientos como la diabetes, artritis, hernias y hasta problemas graves del corazón. ¡No te alarmes! Este problema puede llegar a evitarse con una buena alimentación.

Obesidad felina

Los gatos son una excelente compañía, tienen características únicas, tanto en su organismo como en su personalidad. Y es que son criaturas cariñosas, mimosas y muy tiernas, además, estos animales tienen una gracia única cuando se movilizan, se caracterizan por su gran agilidad para realizar giros y grandes saltos.

Cuando están en buenas condiciones de salud, cada uno de estos movimientos los realizan con naturalidad y sin el menor esfuerzo. Sin embargo, cuando notas que se han puesto un poco lentos o que ya no saltan tan frecuentemente como antes, es bueno que revises si puede tratarse del sobrepeso.

Lamentablemente, en la actualidad, se registra un 40% de gatos domésticos que sufren de obesidad. Al principio, como todo amo que gusta consentir, se les da acceso a comidas inapropiadas o a demasiada cantidad.

Esa es una de las principales causas del inicio de enfermedades como la diabetes y problemas en las articulaciones.

La grasa corporal se acumula de tal manera que un gato llega a superar hasta en un 10% su peso regular y algunos han llegado a sobrepasar hasta en un 20%, lo que es notable en un animal pequeño. Llegando a este nivel, puede considerarse que el gato sufre de obesidad.

En esos casos ya es momento de tomar medidas para que este mal no pase a mayores.

Causas de la obesidad en los mininos

Como mencionamos anteriormente, la obesidad es una enfermedad que pone en riesgo la salud y la calidad de vida de los gatos. Algunos de los factores que pueden desencadenar una condición como esta son:

Edad

Cuando los gatos se encuentran en la edad adulta, de 5 a 11 años, tienden a sufrir cambios que pueden desencadenar la obesidad. Lo mejor es comenzar a adoptar medidas preventivas desde que tienen dos años a fin de evitar males mayores.

Sexo

Los gatos machos son más propensos a sufrir de obesidad, sobre todo si han sido sometidos a la esterilización.

Problemas endocrinos

Cuando se utilizan anticonceptivos químicos es posible que se altere el perfil hormonal de los gatos. Estos disminuyen la sensibilidad de insulina y hacen que el organismo acumule grasa así como otras enfermedades que se reflejan en la obesidad de los gatos.

Ambiente que los rodea

Cuando un gato se relaciona con otros animales tienen a contar con muy buena salud y permanecen en muy buena forma. Cuando se trata de gatos que permanecen solos en un apartamento, estos tienden a engordar y a permanecer inmóviles por más tiempo.

Alimentación

Lo ideal es que el gato se alimente con una dieta sana, tener un régimen alimenticio diseñado para su salud y bienestar es una excelente idea para mantener a tu mascota en el peso correcto. También llevar un control del agua que necesite beber a diario y por supuesto de las vitaminas y vacunas que requiera.

Los gatos que salen al exterior suelen tener su propia dieta de animales que también los favorece mucho, a no ser que se intoxiquen con alguno inadecuado.

Raza

Los gatos de raza pura tienen menos probabilidades de sufrir de obesidad. Los gatos mestizos o los comunes tienden a sufrir de esta enfermedad si son descuidados.

Un dueño consentidor

Muchas veces se le dan recompensas a los gatos que están asociadas a comidas que quizás no son las apropiadas para ellos y que de a poco van aumentando el riesgo de que sufran de obesidad.

Las enfermedades que surgen por la obesidad

La obesidad hace que se desencadenen una serie de enfermedades que ponen en riesgo la salud de los gatos. Las principales enfermedades que aparecen son:

  • La enfermedad articular
  • Colesterol alto
  • Diabetes
  • Hipertensión
  • Hígado graso
  • Insuficiencia respiratoria
  • Infecciones urinarios
  • Negación al ejercicio
  • Falta de respuesta favorable del sistema inmune

¿Cómo tratar la obesidad en los gatos?

En estos casos, el gato debe ser tratado por un veterinario que atienda sus dificultades y a partir de ahí, los dueños deben responsabilizarse en cumplir adecuadamente con todas las indicaciones.

Evaluación del veterinario

el médico debe evaluar de manera detallada todas las condiciones en las que se encuentra el felino. En qué grado de sobrepeso se encuentra y cuáles riesgos a nivel de salud está sufriendo.

Pérdida de peso

Esta fase del tratamiento puede durar varios meses. En esta etapa habrá que cambiar los hábitos de alimentación del gato e instaurar una dieta que lo favorezca.

Los gatos deben, a partir de ese momento, realizar actividades de agilidad más seguidas de manera que el tratamiento farmacológico recomendado por el veterinario resulte más efectivo.

Consolidación del tratamiento

A partir de este momento y por los siguientes años de vida, los gatos deben mantener la misma rutina de ejercicios y de alimentación. El veterinario debe realizar revisiones periódicas y de esta manera los siguientes años de vida de la mascota serán de excelente calidad.

La dieta diaria de los gatos

Para algunos propietarios, resulta cruel repetir la dieta de los gatos a diario. En la naturaleza ellos cuentan con una gama de alimentos que los satisfacen y que balancean su alimentación.

Sin contar que esta búsqueda de alimentos, hace que se mantengan en forma. Que salten y se despierte la curiosidad en ellos. Todas estas actividades favorecen tanto a su salud física como mental, por lo que para un dueño muchas veces es cruel.

Los gatos adoran las golosinas, y no está mal brindárselas ocasionalmente, pero la seguida frecuencia con que se brinden lo único que harán es enfermar al gato. Lo mismo ocurrirá si se les brinda demasiada comida o si no se le da la apropiada. Por esta razón, lo mejor es consultar con el veterinario sobre qué es lo más apropiado para que tu gato coma.

Consecuencias de la obesidad en los gatos

Como ya has visto, los gatos comienzan a sufrir de terribles enfermedades a raíz de que sufran de obesidad. Enfermedades que harán que el gato entristezca, que harán que su comportamiento sea sedentario y que no les provoque jugar.

Sufrirán con largos tratamientos, sufrirán de malestares corporales y todo esto se desencadenará en la muerte temprana de los felinos que tan buena compañía son para sus dueños. Por lo que lo mejor es tomar previsiones en la alimentación y cuidado de los gatos, sobre todo a partir de los dos años, a fin de tener una mascota cariñosa por mucho tiempo.

La obesidad es una enfermedad que aqueja la buena salud de los felinos, trae como consecuencia terribles padecimientos como la diabetes y puede llegar a evitarse con una buena alimentación.

Deja un comentario