Gatos

La nariz de tu gato puede alertarte de posibles enfermedades

Estas señales pueden ser una advertencia temprana para que lleves a tu felino al veterinario

Estas jugando con tu felino y notas que su naricita está más humeda de lo normal o para mayor preocupación segrega cierta mocosidad. Este es un claro aviso que tu felino necesita una visita al vaterinario.

Conocer con antelación un cuadro viral o alguna patología en los felinos es bastante complicado, debido a que ellos son muy herméticos para demostrar dolencias y malestar. Por lo general cuando un gato está decaido es porque ya la enfermedad lleva varios días en su organismo.

Es por eso que revisarlos constantemente y estar pendiente de su fisionomía puede ser un buen comienzo para identificar cualquier anormalidad en el minino.

En este artículo se podrán reconocer 7 problemas que muestra la nariz gatuna si le prestamos atención.

La nariz se encuentra seca

Cuando la nariz de tu gato se encuentra seca quiere indicar que la temperatura corporal de tu gato está más alta de lo usual por lo que puede tener fiebre. Sin embargo, esto no siempre es así y lo usual es que se encuentre seca porque haya estado cerca del radiador (les encanta) o porque está cerca de un foco de calor.

También puede ocurrir que sea temporada de calor por lo que no tienes por qué alarmarte a menos de que vaya acompañado de otros síntomas.

Tiene la nariz fría

Por lo general, la nariz de los gatos está húmeda y tiene que tener la temperatura corporal del minino. Es posible que la sientas fría por la humedad, pero que realmente esté normal. Sin embargo, si notas que realmente la tiene fría, conviene acudir al veterinario ya que puede ser un síntoma de enfermedad y ya sabse que siempre es mejor prevenir que curar.

La nariz moquea

Es normal que la nariz de un gato pueda cambiar la temperatura dependiendo del clima, pero un gato que se encuentra sano no tiene por qué tener secreciones nasales.

Es por eso que si percibes que tu gato tiene una mucosidad de color amarillo, que es espesa o que tiene color oscuro, conviene acudir al veterinario para descartas problemas de salud.

Si tu gato tiene un moco claro y transparente es el moco usual que no presenta problemas.

La nariz tiene heridas

Lo más usual en estos casos es que tu gato presente heridas en la nariz por cuestiones externas ya sea porque se ha golpeado sin querer o porque ha tenido alguna pelea con alguno de sus compañeros gatunos.

Sin embargo, si al revisar la nariz percibes que tiene la trufa agrietada o que tiene heridas muy grandes y no sabes de dónde vienen, entonces lo mejor es acudir al médico para curar cualquier lesión y prevenir infecciones severas.

Tiene la nariz demasiado húmeda

Es normal que tu gato tenga la nariz húmeda, pero otra cosa diferentes es que esté excesivamente húmeda. La nariz de un gato si la tocas te dejará una sensación fresca en la piel, pero tampoco se te quedará la piel mojada.

Si notas que la nariz está demasiado húmeda puede ser un indicativo de que tu gato tenga un catarro. Éste suele venir acompañado de secreción nasal de color amarilla.

La nariz tiene secreciones nasales

Si la nariz tiene secreciones nasales con burbujas es porque tu gato puede tener una infección o un virus. Es normal que la nariz de un felino esté húmeda e incluso tenga moco, pero éste debe ser de color claro y transparente. Si percibimos que la nariz genera burbujas y el moco es amarillento, hay que ir al veterinario.

Cualquiera que sea el caso, es indespensable poner atención a todos los síntomas extraños que refleje la nariz de tu michi. Lo más recomendable siempre es no automedicarlo y acudir de inmediato a un especialista. La salud de tu compañero no es un juego, los gatos por lo general son seres sanos pero eso no quiere decir que sean inmune a todos

Deja un comentario