Mundo Animal

La higiene bucal perruna y gatuna es importante

La edad es un factor determinante, porque se va acumulando el alimento creando esta capa dura alrededor de los dientes, que al final origina problemas

Estamos acostumbrados a la sugerencia de la visita al odontólogo una vez al año y el cepillado a diario, después de cada comida, al levantarse y antes de acostarnos. ¿Y con los perros y gatos cómo se hace?

Recientemente tuve la oportunidad de estar presente en una jornada de limpieza dental en un pequeño refugio, en el cual hacen vida 17 gatos y 2 perros, todos conviven en completa armonía, por cierto.

A diario, su cuidador les da de comer, alimento concentrado (perrarina/gatarina), pero además les da arroz con cárnicos o proteínas de origen animal, zanahoria y calabacín. En la revisión general, estaban bien de peso y talla, el veterinario a cargo de la actividad, revisó uno a uno, cada músculo y articulaciones, todo, aparentemente bien, sin embargo, al llegar a la boca… había un problema común.

Unos 7 animales, tenían gran cantidad de sarro acumulado en sus dientes, algunos con sensibilidad al morder o con solo tocar, sangraban, otros con dientes flojos. Lo cierto es que hubo que hacer una limpieza dental a 6 gatos y una perrita.

La edad es un factor determinante, porque se va acumulando el alimento y se va creando esta capa dura alrededor de los dientes, que al final va creando problemas, como halitosis o mal aliento, gingivitis, periodontitis, caries y como fue este caso, la pérdida de algunas piezas.

En este video, puedes tener un poco más de información

El veterinario, recomendó limpieza dental urgente y mantenimiento en lo sucesivo.

Este mantenimiento, consiste en ofrecerles huesos de gran tamaño, tales como el fémur de res, al ser de gran tamaño, se evita que lo muerdan hasta partirlo, pero sí, que lo muerdan de manera constante, hasta remover los restos de alimento de sus dientes.

El tuétano y los restos de carne adheridos al hueso, son excelentes para limpiar de manera natural esos dientes, además de dar masaje en las encías, ya que no están acostumbrados a ser cepillados por lo menos tres veces por semana, que es lo ideal.

Tal como lo describe el video, es importante tener en cuenta que si el perro o gato tiene mal aliento, ya tenemos que encender las alertas, aún más, si hay en la base de los dientes, un color más rojizo del color natural de las encías, porque ya es una señal, de presencia de gingivitis, que muy rápido podría evolucionar y ocasionar, dolor y hasta la pérdida de piezas dentales.

Para hacer la limpieza dental, se requiere de equipo especializado y que el animal sea anestesiado, para evitar incomodidad, trabajar a fondo de manera rápida y efectiva. Aunque en algunos casos, no es posible o adecuado sedación o anestesia, sea por antecedentes médicos o la edad, porque siempre, el uso de anestesia, tiene sus riesgos.

Si bien es cierto, que en algunos casos, por la edad, con mucha paciencia y con el instrumental apropiado, se puede hacer este procedimiento a un perro o gato, sin anestesia, la realidad es que sería algo superficial. Por eso, la recomendación es la prevención.

La revisión periódica de un profesional, es lo ideal

En resumen, la prevención es la clave, sugerencias:

  • Cepillar al menos 3 veces por semana con cepillo dental o gasa, haciendo fricción en la parte externa e interna de los dientes y muelas. (No siempre es posible, no se dejan).
  • Ofrecerles huesos de gran tamaño, como el fémur de la res, con restos cárnicos, lo mantendrá entretenido y además los tendones o tejido adherido al hueso, generarán la fricción natural que limpiará y masajeará la encía.
  • Ofrecer alimentación de calidad, esto ayudará mucho. Se puede ofrecer zanahorias, que también al masticar, harán el efecto deseado, para la limpieza dental de manera natural.
  • Llevarlo al chequeo veterinario, evitará consecuencias graves como la pérdida de piezas dentales y un diagnóstico a tiempo, que evitará complicaciones en su salud.
  • Al tener un control veterinario a tiempo, afecciones como gingivitis, periodontitis o halitosis, serán diagnosticadas y tratadas a tiempo.
  • Hay juguetes que pueden ayudar al cepillado, con cerdas que estimulan y masajean las encías, además de limpiar o «cepillar» sus dientes.
Imagen tomada de Amazon.com

Consecuencias de no cuidar la salud bucal de tu perro o gato:

  • La pérdida de piezas dentales
  • Dolor y/o sangrado al morder, que trae consigo graves consecuencias como que el perros o gato deje de comer
  • Infecciones fuertes que comprometan su salud
  • Mal carácter. Cuando un perro o gato tiene dolor, el malestar, acompañado de hambre por no poder masticar, puede desarrollar un carácter irritable.

Entonces recuerda, que un médico veterinario debidamente colegiado, es quien debe llevar a cabo la limpieza dental de tu peludo, pues al haber manejo de anestesia, debe haber monitoreo de signos vitales durante el procedimiento, aunque leve y sencillo, es importante que sea un profesional que puede manejar los riesgos asociados a los protocolos de anestesia a utilizar.

La salud de tu animal de compañía es importante, no es un juego y el médico veterinario siempre debe ser un aliado.

Deja un comentario