Gatos Mundo Animal Uncategorized

La Gatoría, el café que les da un refugio a gatos sin hogar en Colombia

La gatoría de Medellín

El establecimiento, que se encuentra en Medellín, ofrece gatos «recuperados emocionalmente» en adopción.

La Gatoría Cat Café es un café ubicado en Medellín que une a las personas a quienes les gustan los gatos. En el lugar se puede compartir con los felinos, la mayoría de ellos callejeros y abandonados de los pueblos de Antioquia en Colombia.

El lugar ayuda a los gatos a mejorar sus condiciones de vida. El establecimiento tiene un ciclo constante de adopción que le permite ayudar a más animales abandonados, refiere la agencia Anadolu.

Liliana Zuluaga, la propietaria, explicó que el café se creó con el propósito de encontrarles hogar a gatos abandonados. Indicó que el lugar intenta siempre tener a 10 gatos en adopción. «Cada vez que se adopta un gato, entra otro y siempre tendremos ese número, 10 gatitos», relató.

Zuluaga manifestó que se les trata de dar a los gatos «lo mejor para que estén bien y tranquilos, dándoles una buena comida y un ambiente libre de estrés para que tengan una vida feliz».

«Este es el último lugar por el que los gatos pasan. Primero van a una fundación o a un refugio y son recuperados en cuestión de salud y cuando llegan aquí su recuperación es emocional», detalló la propietaria del café.

Zuluaga narró que en el café se busca que las personas que adopten se lleven un «gatito muy equilibrado y muy feliz». «Obviamente, todos ya han sido abandonados o han estado en la calle y aquí recuperan la confianza en los humanos».

Uno de los aspectos curiosos del café es que cuando los gatos llegan allí por primera vez se los ubica en un área diseñada para que estén calmados.

«La socialización con los gatos es muy diferente a la de los perros, entonces tienes que hacerlo con mucho respeto, con mucha precaución y hay que seguir un protocolo», mencionó Zuluaga.

El protocolo incluye un contacto con dos gatos que son antiguos en el café y los encargados de dar la bienvenida a los nuevos invitados.

«Con ellos intercambian olores y miradas y son los que les dan la confianza a los nuevos gatos para salir a este mundo mágico que es la Gatoría Cat Café», relata Liliana.

El lugar ofrece un menú que incluye cafés, burritos, pastas, ensaladas, paninis y una variedad de productos de panadería.

Deja un comentario