Mundo Animal Tu mascota

La casa vino con Sasha y ella encontró un hogar

Ella era la anfitriona de la casa, siempre juguetona y alegre, era la perrita más noble que conocimos.

Realmente todavía a mi familia y a mí nos duele hablar de ella, fue una hermosa perrita que estuvo aquí un instante para nosotros pero que todo lo que vivimos con ella nos quedará como un recuerdo hermoso.

Sasha era una mestiza inmensa, gigante, hermosa, adulta con muchas ganas y emoción de jugar o dar cariño, llegó a nosotros ya adulta, no estuvimos tanto como hubiésemos querido junto a ella.

Llegó a nosotros gracias a una familia que nos vendió una casa y la casa venía con premio, Sasha. Cuando la vimos por primera vez estaba muy flaquita le hacían falta muchas cosas que realmente eran lo básico para el cuidado de un animalito, muchas veces tienen un perro para cuidar sus casa y se olvidan que come, bebe y siente.

Nosotros no vivíamos exactamente en esa casa, pero mi papá se comprometió a cuidarla y llevarle de comer todos los días, cuando íbamos en familia a visitarla era lo mejor.

Ella era la anfitriona de la casa, siempre juguetona, alegre y carismática, nunca intentó lastimarnos, era la perrita más noble que conocimos. El tiempo que teníamos con ella siempre era tiempo de calidad, nos quería tanto como nosotros a ella.

Sabíamos que merecía vivir realmente con una familia que estuviera siempre con ella, por lo que afortunadamente un primo y su pareja se enamoraron de Sasha y decidieron vivir con ella, hacerla parte de su familia, ella estaba feliz y nosotros igual porque tenía el cariño constante que necesitaba.

No dejábamos de visitarla igualmente, intentábamos ir lo más que se podía y siempre la teníamos presente como nuestra, como parte de la familia.

Tan cariñosa, noble, la cuidamos y protegimos mucho

Sascha presentó ehrlichiosis

Al tiempo, enfermó, se enfermó de ehrlichiosis, un parásito transmitido por la garrapata que se va a la sangre, que debilita mucho a los perros, muchas veces los mata, es que ella estaba tan descuidada cuando llegó a nuestras vidas que ya las garrapatas a pesar de que la desinfectamos, habían contaminado su sangre.

Ella decayó un montón, pensamos que no se podía recuperar pero siempre tuvimos esperanza.

Los signos más comunes son depresión, letargia, anorexia, pérdida de peso y fiebre. Se pueden presentar severas complicaciones que incluyen episodios hemorrágicos caracterizados por pequeños moretones (petequias) en el abdomen y en las mucosas; anemias severas y trastornos en la coagulación.

Fuimos a distintos veterinarios y nos dieron un tratamiento que podía curarla y hacerla sentir mejor, que efectivamente mejoró pero con consecuencias, sus riñones quedaron muy lastimados después de eso, pero podía seguir poco a poco podía continuar y tener calidad de vida, con cuidados y amor.

Complicaciones con piometra

Sasha nuevamente enfermó, pero esta vez fue mucho más grave. Nosotros jamás la esterilizamos, como consecuencia, le dio una infección uterina conocida como piometra.

Todo eso que está en la bandeja, es su útero lleno de pus, le sacaron todo a nuestra guerrera

Para que comprendan un poco qué tenía Sasha: La piometra se caracteriza por ser una infección uterina muy fuerte, que llena el utero de pus, se inflama mucho, mientras más se llena, la infección va ganando terreno. La esterilización temprana, evita la piometra, nosotros no lo sabíamos.

Síntomas de la piometra

Los primeros síntomas son bastante inespecíficos, como sería la inapetencia y letargia (la perra está apática, apagada, con poca respuesta a estímulos). En el caso de ser una piómetra abierta, se empezaría a observar la salida de una secreción entre mucosa y sanguinolenta por la vagina y vulva, pudiéndose incluso confundir con un celo, por parte de los propietarios.

Posteriormente la perra empieza a mostrar poliuria (aumenta el volumen de la orina, provocando micciones muy largas, e incluso no aguantando el pis) y polidipsia (aumenta muchísimo la ingestión de agua). Puede mostrar vómitosdistensión abdominal y fiebre.

En los casos más graves puede aparecer una insuficiencia renal aguda y  si se produce migración de toxinas bacterianas o perforación del útero se desarrolla una peritonitis que  de no ser diagnosticada y tratada a tiempo, desencadena shock y septicemia (infección generalizada), pudiendo incluso provocar la muerte del animal

Complicaciones de Sasha

Decayó demasiado, estaba muy mal, buscamos la forma de poder costear la operación que creíamos le salvaría la vida,  a pesar de las pocas  probabilidades de su total restablecimiento, nos aferramos a la idea de que saldría adelante, sería un milagro.

Así transcurrió la operación y salió con vida de ella, pero la ehrlichiosis, aunada a la deficiencia renal, estaban en contra, sus riñones prácticamente eran inútiles, pero manteníamos la fe en que nuestra Sasha si se salvaría y podría con eso. Pero su deterioro fue muy rápido, poco a poco dejó de comer, estaba muy decaída. Estuvo una semana sin comer y recién operada

Decidimos ir a donde mi primo a verla y estar junto a ella sin saber que esa era nuestra despedida…

En uno de sus paseos en el carro

En el momento que estuvimos con ella, todavía teníamos la fe de que ella, nuestra Sasha podría combatir lo que tenía, pero ya pensábamos en la opción de dormirla para darle paz y descanso.

Logramos decirle muchas cosas y hacerle saber que estábamos ahí con ella y que la amábamos, mi familia y yo intentamos decirle todo lo que nos salía del corazón en ese momento. Es que no hablamos el mismo idioma, pero ellos nos entienden, de eso, estamos seguros.

Sascha cruzó el arcoiris

Ya tocaba regresarnos a casa, pasó la noche y a primera hora, un mensaje de mi primo. Inmediatamente pensamos “Sasha” , el mensaje decía: Llámame. Así lo hicimos. Ya imaginaba qué podía ser, hasta que lo escuché y fue devastador, nuestra Sasha se había ido, nos había dejado. Aguantó y nos esperó, dejó que nos despidiéramos y que nosotros nos desahogáramos, esperó que mi primo durmiera, para volar sin que a nadie se le partiera aún más el corazón.  

Sasha siempre estará en nuestros corazones, fuimos muy afortunados de tenerla junto a nosotros. Ella también fue feliz y le dimos todo nuestro amor y el dolor que sentimos es todo el amor que le guardamos.

Estamos convencidos, mi familia y yo, que si hay un cielo, ella debe estar allí y algún día, nos volveremos a encontrar.

Deja un comentario