Mundo Animal

Guriurius minuano es la especie de araña número 50.000 registrada

El insecto propio de Brasil pertenece la familia de los saltícidos o arañas saltadoras

La Guriurius minuano vive en América del Sur y se ha convertido en la especie de araña número 50.000 oficialmente registrada, pero aún hay mucho por descubrir, según el Museo de Historia Natural de Berna.

Guriurius minuano fue oficialmente registrada el 6 de abril en el Catálogo Mundial de Arañas (World Spider Catalog o WSC), que compiló el museo de la capital federal suiza.

La nueva especie, que debe su nombre a una tribu desaparecida del sur de Brasil, los Minuano, fue descubierta por la especialista en arácnidos Kimberly S. Marta y colegas brasileños, informó el museo en un comunicado.

Guriurius minuano hace parte de la familia de los saltícidos o arañas saltadoras, que es la más grande de las familias de arácnidos.

Esta especie dispone especialmente de ocho ojos, cuatro en la parte anterior de la cabeza y dos de cada lado. Los saltícidos tienen una excelente visión.

Guriurius minuano caza sus víctimas en setos y árboles en el sur de Brasil, pero también en Uruguay y alrededor de la capital argentina, Buenos Aires.

El Museo de Historia Natural de Berna subraya que si bien se han necesitado 265 años desde la descripción científica de la primera araña en 1757 para llegar a describir la mitad de las especies probables, el ritmo de los descubrimientos de nuevas especies sigue aumentando.

Los especialistas calculan que se necesitarán al menos 100 años para que la comunidad científica internacional registre la segunda mitad.

Las arañas tendrán todas su nombre en el Catálogo Mundial de las Arañas, que se puede ver gratuitamente (https://wsc.nmbe.ch/#/), y que reúne todo lo relacionado con la taxonomía de las arañas.

«Las arañas son los más importantes depredadores en los hábitats terrestres y no hay que subestimar su importancia ecológica», indica el comunicado.

Agregan que son el principal regulador de las poblaciones de insectos, de los que consumen de 400 a 800 millones de toneladas anuales.

«Por lo tanto, son de gran importancia para los humanos», precisa el Museo.

Deja un comentario