Tu mascota

Gemma trajo alegría y amor en plena pandemia

La cachorra vino a reforzar el valor de la responsabilidad y el cuidado en el núcleo familiar

Corría agosto del año 2020. Cinco meses completos de encierro, incertidumbre, tapabocas a modo de atuendo, noticias no tan alentadoras y un virus raro en forma de corona amenazaba la alegría de muchos, en especial de los más pequeños de la casa.

Las madres siempre sabias e intuitivas, saben que regalar más allá de lo material para reforzar el amor familiar y devolver la esperanza de un mejor presente a sus retoños.

Eso fue Gemma, una hermosa cachorra de dos meses, que Reina adoptó a modo de sorpresa para recordarle a sus hijos que cuidar y amar a un ser vivo puede devolvernos la fe y la sonrisa.

Dos ojos llenitos de ternura combinados con una peluda figura de color blanco y marrón fueron la combinación perfecta para que José Antonio De Sousa quedara prendado de su cachorra desde la primera vez que la vio.

«Yo la considero mi hermanita menor, siempre jugamos con la pelota y a las escondidas. Nos trajó mucha alegría y compañía», afirma con satisfacción.

Como todo, al principio no fue sencillo. Gemma representó una responsabilidad y una nueva rutina a la que adaptarse, en especial para José Antonio, que al ser el menor de su núcleo familiar, con la llegada de la perrita le tocó experimentar lo que era cuidar de otro ser vivo. «Cuando llegó a nuestra casa, era una perrita muy pequeña y traviesa. Le enseñamos hacer sus necesidades en el lugar adecuado, a dar la pata y a sentarse», explica

El niño describe la relación con su hermana peluda como pura e incondicional. «Estamos muy felices de haberla adoptado», asegura

Finalmente, José Antonio agradeció el trabajo de las rescatistas de Caracas por permitirles a niños como él la oportunidad de adoptar a Gemma. «Les invito a querer y ayudar mucho a los animalitos», fue el mensaje final del feliz niño.

La pequeña llegó a la familia a los dos meses de edad

Deja un comentario