Gatos

Feliz día a todos los gatitos del mundo

Conoce la verdadera historia de la famosa Karem de las redes sociales

Era una miniatura de gato, flaquito y sucio. Intentaba llamar la atención con saltitos y mimos descoordinados. Su madre junto a sus hermanitos de pocos meses de edad yacían en un rincón de aquel oscuro taller.

Su progenitora fue llevada desde muy chica a ese espacio, con el único fin de despojarlos de las alimañas. Era «alimentada» bajo ese pretexto, porque con la excusa de que los gatos buscan su comida, no le ponían suficiente provisiones «para que le de hambre y caze».

Esa gatita nunca conoció que era sentarse en el regazo de un humano para ronronear mientras era acariciada. Mucho menos visitó a un veterinario. Su vida era esperar un nuevo celo y parir una nueva camada.

Las gatas sufren mucho a lo largo de su vida reproductiva

Para su pequeño hijo, este no era un provenir justo para ningún gato. Quería demostrar que los michus sirven para algo más que cazar. Por eso confiaba que sus simpáticas acrobacias cautivaran a algún cliente pasajero y tuviera finalmente un cálido hogar donde pudiera cambiar para siempre aquella equívoca idea de que su especie es traicionera, mal agradecida, distante y carente de afecto hacia los humanos.

Este gatito saltarín tenía la anhelada misión de salvar a cientos de su especie del abandono y la crueldad, con el simple hecho de hacer feliz a un humano. Pensaba que una sola persona que se diera la oportunidad de tener un gato como compañero era más que suficiente para promover el cambio de visión de su especie.

«No más esterilidad y que por culpa de nuestro pelo. No más vínculos con rituales oscuros y de maldad por nuestro color de piel, no más utilización por nuestra naturaleza cazadora, no más abandono y desidia por nuestra independiente forma de ser», anhelaba el gatito .

Convencido, el decidido minino se dejó de saltitos torpes y trepó a la pierna de una mujer que por allí pasaba. Por su instinto felino de inmediato pudo notar que esta señora estaba triste y desperanzada, fue entonces cuando el michu descubrió que contaba con virtud: Tenía el don de sanar almas humanas con su silenciosa compañía.

El valiente gatico consiguió una Karem

Esta historia fabulada tiene como objetivo reflexionar sobre el estigma que muchas personas sostienen en torno a los gatos. Por eso no es extraño que las cifras alerten que estos animales de compañía son más propensos hacer abandonados que los mismos perros. La religión, los medios de comunicación y hasta las leyendas pueblerinas han reforzado una mal imagen de estos genuinos compañeros domésticos.

Sin embargo, cuando una persona se da la oportunidad de convivir con un gatito, todos estos conceptos negativos se desvanecen uno a uno, más aún en pleno siglo XXI, en el que la era digital se ha encargado de que los gatos sean los protagonistas de los videos más divertidos en internet.

Es tal la devoción que muchos humanos comparten hacia sus gatos que las redes sociales son invadidas por memes, fotos, videos de gatos siendo gatos.

Así conocimos las historias de Karem y los Karem machos, esos especímenes humanos que son esclavos de las ocurrencias y deseos de sus consentidos michus.

Los memes de Karem son de los preferidos en redes sociales

¿Quién era Karen y por qué comenzaron los memes? 

Esta historia comenzó en 1996 con una famosa gatita llamada Scarlett, la cual vivía en un edificio abandonado de Nueva York junto a sus 5 cachorritos y los vecinos de alrededor la conocían y solían cuidarla. Sin embargo, en la noche del 30 de marzo de ese mismo año un incendio comenzó a destruir el edificio.

Los bomberos no tardaron mucho en llegar al lugar, pero las llamas ya eran muy altas y el fuego se había propagado. Se sorprendieron al ver a la gatica Scarlett sacando a sus cinco gatitos, uno por uno del lugar hacia un sitio donde estuvieran a salvo. Pese a que la noble mamá quedó con quemaduras en sus ojos, oídos y cara para salvar a sus críos, uno de ellos no sobrevivió.

Esta historia se dio a conocer y rápidamente comenzó a difundirse entre los vecinos. Fue así como los de la veterinaria pudieron dar en adopción a los gatitos y darles una vida mejor, pero Scarlett, al quedar con cicatrices y quemaduras de por vida, era más difícil que alguien la adoptara. Hasta que llegó Karen Wellen, quien mostró su interés en cuidarla y se la llevó a casa.

Karen se encargó de atender sus heridas y darle la mejor vida. Estuvieron juntas durante 12 años y esta historia sobrepasó los medios de comunicación, la cual inspiró muchos cuentos, libros y hasta programas de televisión. Y hoy en día en memes divertidos de situaciones reales de gatitos con sus familias.

La primera Karem

Los gatos son tan especiales que hasta tienen tres días del año en su honor

Los gaticos celebran haciendo lo que mejor saben hacer: «dormir»

20 de febrero, 8 de agosto y 29 de octubre, son los tres días dedicados a conmemorar a este genuino animal de compañía y sus tantas particularidades.

Por un gato político. Cada 20 de febrero, se celebra el Día Internacional del Gato para homenajear a Socks, la mascota de Chelsea Clinton, hija de Bill Clinton, durante su estancia en la Casa Blanca y que falleció en esta misma fecha en el año 2009. Al estar presente en la mayoría de fotografías de la familia, Socks despertó mucha simpatía en las redes sociales y, tras su muerte, se decidió celebrar su día cada 20 de febrero.

Por más gaticos en el mundo. El 8 de agosto fue la fecha escogida por el Foro Internacional para el Bienestar Animal para conmemorar a todos los felinos y es por esto que, desde 2002, se celebra el Día Internacional del Gato por segunda vez en el año.

La razón por la que se eligió el 8 de agosto es que justo en esta fecha, en el hemisferio norte es la época del año en la que los gatos son más propensos a estar en celo.

Por la adopción de los gaticos callejeros. Como no hay dos sin tres, el 29 de octubre se festeja el tercer Día del Gato. Collen Paige, experta en el estilo de vida de las mascotas, propuso esa data en Estados Unidos para concienciar a la sociedad sobre los gatos callejeros y fomentar la adopción de diez mil felinos, ese día, cada año.

Deja tu comentario

Deja un comentario