Mundo Animal

Facundo salvó a la vaca Clota y ahora su amistad es furor en las redes

La famosa vaquita disfruta de la compañía de su humano y se comporta como su perro

Era apenas una ternerita cuando Clota se fracturó una de sus patas tras caer de una montaña. Facundo, jóven argentino fue testigo del accidente y no dudo en socorrerla hasta que la pequeña estuviera mejor, sin contar con que esta noble acción cambiaría la vida de ambos.

Diez años después de ese infortunio, Clota ya es una señora vaca, consentida y famosa en las redes sociales, esto porque ha dejado ver que su especie puede llegar a ser igual de domesticable y amorosa que un perro.

En cortos videos Facu, de 21 años, muestra las cualidades que demuestra el animal; cuando él hace un sonido con su boca ella acude al llamado, moviendo la cola. O las largas caminatas en el que Clota lo acompaña a donde vaya.

Uno de los videos más populares es donde se ve a la «vaquita -perro», (como cariñosamente Facu la llama), interponiéndose en el camino para que su humano no se vaya a trabajar.

“Yo les aseguro que en su vida van a ver una vaca así, que te siga a todos lados. La intensidad que maneja Clota es de otro nivel, me sigue todo el día”, explica Facundo, quien le habla a su mascota para que le permita salir con su vehículo a trabajar.

Otro de los videos más populares en Tik Tok es cuando la vaquita corre al escuchar el lejano llamado de su humano, quien la espera con un sabroso mango para premiar la lealtad de su animal.

La relación de Facu y Clota es clara evidencia del vínculo que cualquier animalito puede construir con un ser humano sin importar la especie. Nos sorprenderíamos si supiéramos la complejidad de actitudes que adoptan las vacas en diversas situaciones.

Por ejemplo tres cosas que se ignoran de las vacas es que son buenas nadadoras, son juguetonas y les encanta correr detrás de una pelota, cuando una de su manada muere se juntan como forma de duelo y se consuelan, tienen a una amiga favorita y se estresan cuando la separan.

Nada de esto es muy conocido, probablemente porque no es beneficioso para la poderosa industria de carne y afines que saca provecho de la cría de ganado para su explotación y sacrificio.

Más allá de la diatriba de si comer carne es malo o no, lo importante es reflexionar y apoyar estas iniciativas que demuestran que un animal de granja es algo más que un producto proteico.

Deja un comentario