Mundo Animal

Entrenan a cuervos para recoger colillas y cambiarlas por comida

La empresa de limpieza sueca asegura que estas aves son fáciles de enseñar

Una empresa sueca de limpieza ha estado entrenando cuervos salvajes para recolectar colillas de cigarrillos y pequeños desechos de las calles de la ciudad de Södertälje. 

Los pájaros deberán seguir un proceso de aprendizaje paso a paso para recoger la basura y colocarla en una máquina especial que les dará comida por su trabajo.

«Son más fáciles de enseñar y también hay una mayor probabilidad de que aprendan unos de otros», señaló a medios locales Christian Günther-Hanssen, fundador Corvid Cleaning, la compañía detrás del método, explicando por qué optó por utilizar cuervos. «Al mismo tiempo, existe un menor riesgo de que se alimenten por error de cualquier basura», agregó.

De momento, se está investigando una posible prueba piloto en el citado municipio y Günther-Hanssen cree que el plan podría ahorrarles a las autoridades al menos el 75% de los costos relacionados con la recolección de colillas y pequeños desechos.

Si el proyecto resulta efectivo, esperan poder implementarlo en el resto del país.

Tomas Thernström, estratega de residuos del municipio de Södertälje observó que es posible «instruir a los cuervos para recoger colillas», pero al mismo tiempo no se puede «enseñar a las personas a no tirarlas al suelo».

Según la organización sin fines de lucro Keep Sweden Tidy Foundation, cada año se dejan en las calles de Suecia más de 1.000 millones de colillas, lo que representa el 62% de toda la basura. 

La inteligencia de los cuervos no es un mito

Según estudio publicado por National Geographic los cuervos tienen la misma inteligencia que un chimpancé. Según los investigadores, el conocimiento causa-efecto de los cuervos es parecido al de un niño de 5 años.

Los cuervos de Nueva Caledonia son las únicas aves –y uno de los pocos animales– que fabrican y utilizan herramientas en la naturaleza, desde ramas hasta hojas que recortan para crear ganchos con los que atrapar larvas que anidan en la madera. Dichas herramientas y su proceso de fabricación varían de un ambiente a otro, lo que sugiere que podría tratarse de un comportamiento cultural. Hasta hace poco estas conductas tan sofisticadas se creían exclusivas de los primates.

El cuervo americano es otro gran aprendiz social, y nunca olvida la cara de un enemigo: reconoce a quien lo ha molestado y pasa la información a terceros. Si el increpador vuelve por su área de nidificación, una horda de pájaros negros le plantará cara. De igual manera, consideran una amenaza a los humanos que deambulan cerca de sus compañeros fallecidos. De hecho, se reúnen alrededor de los cadáveres, como si fueran forenses, para esclarecer y aprender sobre las causas de la muerte.

Los cuervos tienen el cerebro del tamaño de una nuez, pero en relación al cuerpo es realmente grande (sobre todo la parte anterior, encargada de las órdenes superiores). Un estudio reciente va más allá y sugiere que pueden ser tan inteligentes como los chimpancés debido a su elevada densidad neuronal y a su estructura cerebral. Aunque córvidos y simios divergieron en la línea evolutiva hace más de 300 millones de años, ambos han desarrollado capacidades cognitivas complejas al vivir bajo presiones sociales similares.

Los cuervos resuelven problemas complejos, fabrican y usan herramientas, tienen una gran memoria, se comunican y aprenden entre sí e incluso podrían tener culturas propias.

Deja un comentario