Mundo Animal Tu Veterinario

Enfermedades de transmisión sexual en perros

Hay enfermedades de transmisión sexual entre perritos, entérate aquí

Un día se escuchan ladridos y chillidos, una fuerte pelea de perros y al asomarnos, los que estábamos allì, notamos que eran muchos perros tratando de aparearse con una perrita, la apodaban Zorrita.

Ella era una perrita muy dulce, estaba supuestamente en celo y los que la conocían me dijeron que recientemente había estado en celo, recientemente qué tanto, pregunté, pues lo normal es que le llegue cada 6 meses. Me contestaron: pues un mes.

Se encendieron las alarmas y empezó la cacería, los vecinos escuchaban cómo de noche, se prendían esas peleas de perros, todos agresivos queriendo montarla.

Un espectáculo doloroso y lamentable, porque la perrita estaba sufriendo muchísimo, la montaba uno y se montaba otro, era terrible, pues ella no estaba bien de salud y lastimosamente, muy adolorida.

Los humanos, a veces crueles, habían apodado a la perrita «La Zorrita», pues trasladan el hecho instintivo y fisiológico de la reproducción de los animales a la de conductas sociales humanas, descalificando a los animales, y en ocasiones hasta a «palos» les caen, como si en su mundo existieran reglas de comportamiento social que rijan sus instintos. Exageraciones propias de la humanización de los animales, pero en ese tema entraremos en otra entrega…

A la perrita, finalmente, la atrapamos, una mañana muy temprano, con la ayuda de uno de mis compañeros, la llevamos a su hogar temporal para su resguardo y próxima evaluación veterinaria.

La Zorrita, estaba bien, se esterilizó, pero el doctor le detectó tumor de sticker, es decir, un tumor venéreo conocido por sus siglas, TVT.

Cuidado con un VTV

Entonces, sí. Existen las enfermedades de transmisión sexual entre perros.

Sin embargo, este tumor de naturaleza cancerígena puede ceder si es tratado a tiempo, nos explicó el médico veterinario, Williams Quero, durante una entrevista para TuMascota.life.

Quero explicó que el tumor de sticker es un tumor venéreo transmisible enre los perros, por la celularidad maligna y el contacto con otra piel u organismo. Es un carcinoma de sticker, se da entre caninos, sobre todo perros «y no se transmite a los humanos», destacó

Este es un TVT en la mucosa intraocular, en estado avanzado

Por su característica clínica, el TVT es un tumor ramificado, frágil al tacto, irrigado, sangrante , explicó Quero.

Esta última característica, es la que normalmente deja ver que existe la posibilidad de la existencia de un tumor de sticker, conocido por sus siglas, TVT.

En fases avanzadas, el tumor puede comprometer la vida del animal, lo mejor es la detección temprana a través de una evaluación veterinaria.

El tumor de sticker también se podría presentar en la mucosa intranasal (la nariz). «El mecanismo para determinar la existencia o no de este tumor, en donde se presente el sangrado, sea genital, anal, intranasal y hasta ocular, es a través de la evaluación médica y una citología».

No es contagioso en humanos

«El TVT no se contagia a los humanos, una persona, puede tener perfectamente un perro con esta patología, con absoluta seguridad que no se contagiará de esta enfermedad», sentenció el veterinario.

El tratamiento común, es la vincristina, «que es una droga oncológica, es bien tolerada por los perritos, con la cual se logran resultados bastante alentadores, como el restablecimiento total o cura del animal en la gran mayoría de los casos, salvo que esté en fase avanzada, con ganglios comprometidos o metástasis», detalló el doctor Quero..

Explicó que esta droga (la vincristina), produce la remisión del tumor, ya que reduce y elimina esas células cancerígenas, normalmente a través de sesiones periódicas de esta quimioterapia.

Hay otros protocolos como radioterapia o cirugía, sin embargo, lo común, es el tratamiento con vincristina.

Es importante destacar que solo un médico veterinario, debe administrar el tratamiento con esta droga, y se debe tener mucha precaución, porque al ser una droga oncológica, requiere de un récipe sellado y firmado por el médico veterinario tratante.

La prevención de este tumor es la castración, acota el veterinario.

Hoy la Zorrita, se llama Dasha, vive con una familia que la adora y casualmente fue atendida por el Dr. Quero, quien administró la quimioterapia y le devolvió la salud.

Deja un comentario