Gatos

El lenguaje corporal de los gatos

Aprende a conocer las señales que te transmite tu minino y así podrás fortalecer tu relación

Al momento de tener bajo nuestra responsabilidad el cuidado de alguna mascota, y de manera específica un gato, es recomendable contar con una serie de tips que nos indiquen el estado general del felino para darle los mejores cuidados.

Siendo que, si estamos atentos al lenguaje corporal de los gatos, podremos tener cierta certeza de cuando los gatos están estresados, si están jugando, aburridos o si se encuentran activos para cazar alguna presa.

Es por ello que, a continuación nos pasearemos por las formas en que un gato puede comunicarse con nosotros y su entorno mediante su posición corporal, sus ojos, la cabeza, las orejas, el pelo, la cola, sus bigotes y ciertas acciones espontáneas de este felino.

Conociendo el lenguaje corporal de los gatos

En virtud que los animales, no se comunican con el ser humano mediante el habla, la naturaleza ha sido sabia y los ha provisto de partes mediante las cuales pueden llegar a expresar su estado de ánimo en determinadas circunstancias.

A continuación te explicaremos las lecturas que podemos hacer de cada movimiento o posición de sus partes, a saber:

El Pelo

Es posible que no sea una buena señal; cuando se observa al gato con su pelaje erizado (acción que probablemente sea muy notoria) su intención es aparentar que posee un tamaño superior al que realmente tiene.

En tales casos, puede actuar de esta forma debido a que se puede sentir amenazado, bien sea por otros felinos u otros animales de la fauna de su entorno. Esto lo hace con el fin de ampliar sus dimensiones e intimidar a sus rivales.

Las Orejas

Con base hacia qué lado mueve sus orejas y a la forma de moverlas, puede representar diferentes significados, entre las cuales podemos mencionar los siguientes:

  • Volteadas hacia atrás: Puede indicar que se encuentra concentrado, a la espera de alguna situación conflictiva.
  • Apuntando hacia adelante: Si no tienen ninguna tensión, es su posición natural y está relajado.
  • Con cierto grado de estiramiento y colocadas hacia adelante: Denota algún interés y concentración en alguna situación o algo en particular.
  • Con una posición horizontal: En estos casos, es su forma de estar alerta y siente la presencia de alguna amenaza, y coloca las orejas en horizontal para que las mismas no corran ningún tipo de peligro.

Es una forma de verse de menor tamaño, lo que se traduce en ser un blanco menos vistoso para sus posibles depredadores o contrincantes.

Los Ojos

En virtud del tipo de mirada, del nivel de relajación de sus párpados y hasta del tamaño de la pupila, es posible hacer una lectura bastante aproximada de lo que puede estar sintiendo en un determinado momento.

Tales situaciones, se pueden disgregar de la siguiente manera:

  • En caso que posea una mirada algo distraída, y no está visualizando ningún punto en particular, puede estar recopilando información general de todo su entorno y tener una noción de las posibles situaciones de su interés.
  • Por el contrario, si su mirada está fija o clavada en un punto específico, durante un lapso prolongado, es que tiene la intención de intimidar a otro ser vivo (al cual está observando), lo que representa una situación de posible conflicto.
  • Ahora, de estar relajado y en completa calma, tendrá los ojos cerrados y parpadeará calmado.
  • Si sus pupilas se encuentran bastante extendidas, será síntoma de tener miedo por alguna situación o peligro presente en su entorno.
  • Cuando las pupilas están pequeñas, estará manifestando que se encuentra con cierta molestia o enfado.

Los bigotes

Con respecto a los bigotes, si están apuntando hacia arriba y con firmeza, será síntoma que posee cierto interés en lo que esté observando o percibiendo en su entorno.

Cuando tiene los bigotes muy pegados a la cara, es porque está percibiendo una amenaza y está a la espera y preparado para algún conflicto.

La cola

Adicional a la funcionalidad del rabo o cola del gato, la cual le proporciona equilibrio en todos sus desplazamientos, y con agilidad; es posible obtener información en base a su movimiento y posición en concreto, tal es el caso de:

  • Si la cola la está moviendo con cierto ritmo, y de un lado para otro, será porque está preparado para el enfrentamiento o el conflicto directo.
  • Por otra parte, si se encuentra con cierto grado de rigidez, y con el pelaje encrespado es porque tiene miedo o está excitado por alguna situación del entorno.
  • Si no tiene tensión y la cola está apuntado hacia arriba, será su forma de saludar, y por lo general es su postura cuando el dueño llega a casa, lo que también puede indicar que está contento por tu regreso.

Tomando lectura de la posición corporal de su gato

Adicional a la posición de cada una de sus partes por separado, también es posible conocer el ánimo del gato con base a la postura de todo su cuerpo en general, lo que nos otorga una lectura en conjunto.

En tal sentido, existen dos posibles escenarios generales de su postura, siendo que cuando desea enfrentarse a su posible amenaza o peligro, buscará mostrar un tamaño mayor mediante el estiramiento de la cola, erizando su pelaje y arqueando su lomo.

Por el contrario, cuando tenga miedo y desee huir del peligro, asumirá una postura de contraer sus partes externas pegando el cuerpo al suelo. Pegará los bigotes a la cara, agachará las orejas, entre otras acciones que minimicen su volumen.

Los posibles estados del Gato

Como ya hemos descrito en líneas anteriores, es posible identificar los diferentes estados de ánimo de los gatos mediante la forma o postura de cada uno de sus órganos externos o de todo su cuerpo en conjunto. Siendo tales estados los siguientes:

  • Gato en Estado de Alerta Total: Si el gato se encuentra interesado por alguna situación o inclusive otro ser vivo, podremos observar que tendrá sus pupilas contraídas y los ojos bien abiertos.

En este caso, también es posible que el felino asuma una postura de acechar, colocando sus patas debajo de cuerpo y replegadas.

  • Gato Feliz: Por lo general, es cuando todo su cuerpo está relajado, con la cola quieta y los bigotes quietos. Es posible que cuando sea acariciado, cierre los ojos mostrando placer o satisfacción.
  • Gato en estado natural o neutro: En estos casos, el gato no mostrará ni tristeza, ni alegría, ni miedo y en general ninguna emoción externa. Es cuando lo vemos acostado con el cuerpo distendido.

De igual manera podrá tener las patas debajo de su cuerpo y mostrar la cabeza erguida.

Deja un comentario