Gatos

El estrés en los gatos y la importancia de una rutina

Ver estas señales te ayudará a realizar correctivos que eviten este estado de ánimo a tu felino

Los gatos son animales fieles, cariñosos y son sin duda la mejor compañía que puedas tener. Son ordenados, curiosos y muy juguetones, pero así como los humanos, pueden tener diferentes emociones como la ira, tristeza o estrés por una determinada situación.

El estrés en los gatos se expresa de distintas maneras, ya sea escondiéndose cuando escuchan llamar a la puerta o mostrarse cautelosos al ver llegar un invitado a tu hogar cuando minutos antes estaba cariñoso e incluso dejando de realizar sus actividades fisiológicas en la caja de arena, entre otras.

Por lo general, los dueños no captan estas señales y pensando que sucede por otras causas incorrectas, trayendo como consecuencia que el estrés del gato se prolongue más.

Ver estas señales te ayudará a realizar acciones correctivas que eviten este estado de ánimo a tu felino. A continuación te orientaremos a detectar las causas que originan el estrés en tu gato y la importancia de mantener su rutina.

¿Cómo reconocer el estrés en los gatos?

Lo primero que debes hacer es reconocer si tu gato está pasando por una etapa de stress. Este lo expresa de muchas maneras, la cuales se enlista a continuación:

Aparición de enfermedades

El estrés en tu gato puede originar la liberación de muchas hormonas en su organismo, esto afecta el funcionamiento de su sistema inmunológico y lo hace más propenso a contraer enfermedades de la piel.

A pesar que es una de las consecuencias de que tu gato tenga stress, no es una señal concluyente.

Agresividad

Observas con asombro como tu gato en un abrir y cerrar de ojos ha pasado de ser dócil a ser temperamental, este comportamiento se manifiesta con personas o animales que vienen a visitar tu hogar.

Su agresividad se suele manifestar de forma corporal y estas son algunas de las características:

  • Gruñidos.
    • Se eriza los pelos y su cuerpo se contrae hacia atrás.
    • Miradas fijas y orejas hacia atrás.
    • Se aleja de las personas y otros animales.

No realiza sus actividades fisiológicas en su arenero

Es una de las señales más notorias que se manifiesta en los gatos cuando están pasando por un episodio de stress. Que no realice sus necesidades en el arenero, se deba a la visita de gatos callejeros o simplemente que cambien su rutina diaria.

Lamido excesivo y caída de pelo

Por otra parte, cuando los gatos sienten mucho estrés comienzan a lamerse en exceso, pudiendo generar una caída de pelo bastante notoria e irregular, por lo que resulta algo de lo cual estar atentos.

Cabe destacar que todas estas características no se presentan simultáneamente, puede ser que tu gato solo manifieste una o varias.

Causa del stress en los gatos

A pesar de ser animales domesticados, que tienen todas sus necesidades cubiertas y son muy dóciles, los gatos mantienen los instintos naturales intactos (reproductivo, comunicativo y caza) y son animales excesivamente territoriales.

Todos los gatos tienen una rutina establecida que debe cumplir con la finalidad de mantenerse estable y feliz. El incumplimiento de su rutina puede originar su estrés.

A continuación, te mostramos las causas más frecuentes stress en tu gato son:

Falta de contacto con el medio ambiente

Los gatos son seres independientes y les gusta interactuar mucho con el medio ambiente y comunicarse con otros felinos.

Falta de mantenimiento a sus areneros

El mantenimiento poco frecuente de su arenero es una de las causas más comunes de estrés de los gatos.

Mala alimentación

Mantener bien alimentado a tu felino puede prevenir el estrés en tu gato.

Mudanzas

Es una de las causas menos frecuente, pero el cambio no les sienta muy bien al felino.

Ausencia del dueño

Si no tienes tiempo para compartir con tu gato, ya sea por su trabajo u otras actividades, aumentas las posibilidades de que sufra por stress.

Incluir otro gato

La competencia por el alimento, así como del arenero, pueden ser un factor a tomar en cuenta.

Consecuencia del stress en los gatos

El estrés, así como con los humanos, puede ocasionar diferentes consecuencias para el gato, por eso es importante tratar de regular esta sensación. Para que tengas en cuenta cómo afecta a tu gato, este puede sufrir de los siguientes problemas:

Obesidad

Cuando el gato está presentando un episodio de stress, los dueños interpretan esas señales como una demanda de alimento, lo que puede originar la sobrealimentación.

Alopecia inducida

Como referimos en párrafos anteriores, el lamido excesivo en la misma zona por el estrés provoca pérdida de cabello. Si el stress dura mucho tiempo, el gato puede quedar calvo.

Cistitis Idiopática

Es una enfermedad que afecta al tracto urinario que puede afectar a nivel de la vejiga o uretra. Algunos de los síntomas son dolores al orinar, aseo excesivo del gato en el área e irritación en la uretra.

Es una patología que es difícil de diagnosticar por el veterinario, pero se sabe que la causa principal es el estrés.

Problemas intestinales

Vómitos, diarrea son algunas de las consecuencias.

Cabe destacar, que la mayoría de estos síntomas son genéricos y puede llevar a conclusiones apresuradas. Por eso te recordamos que si visualizas algunos de estos síntomas, dirígete al veterinario de confianza.

Importancia de la rutina

La rutina tiene una vital importancia para evitar que tu felino recaiga en un episodio de stress, cosas que parecieran tan insignificantes como tener limpio su caja de arena, mover los muebles y cambiar de lugar su taza de comida puede estresarlos.

En muchas ocasiones, ya sea por nuestro estilo de vida, por jornadas de trabajo largas u otras actividades descuidamos a nuestros gatos, en la mayoría de los casos no nos adaptamos a su rutina porque nuestro día a día es muy cambiante.

Sin embargo, eso no es una excusa válida para dejar de estar pendiente, no te lleva mucho tiempo atender a tu gato. Para evitar el stress en tu gato te damos las siguientes recomendaciones:

  • Realizar mantenimiento constante a su arenero: El área más íntima del gato y su mantenimiento es obligatorio.
  • Respetar la ubicación de la comida de los gatos.
  • Premiar el buen comportamiento (con un bocadillo).
  • Realizar actividades físicas como por ejemplo Jugar con ellos.

Deja un comentario