Mundo Animal

El burro mexicano, un maravilloso animal en peligro de extinción

En el año 1991 existían en México aproximadamente un millón y medio de burros. Actualmente, se estima que quedan poco más de 300.000

El burro es uno de los animales domésticos y de carga más comunes en México. La llegada de este mamífero a tierras mesoamericanas se debió a la exportación de España durante la época de la Colonia.

Sin embargo, este peculiar animal no es originario de Europa. De acuerdo con diversas investigaciones el burro, al igual que el caballo, apareció como especie doméstica hace 5 mil años en Egipto. 

El análisis del ADN mitocondrial de 427 burros de 52 países de Europa, Asia y África demuestra que el burro (Equus asinus) apareció en dos procesos separados de domesticación del asno salvaje que tuvieron lugar exclusivamente en el continente africano, el primero de ellos hace 10 mil años.

Lamentablemente, el burro se encuentra en peligro de extinción. Además de la explotación y el poco cuidado en la reproducción de esta especie, los burros se consideran insignificantes para los ecosistemas pues el ser humano los ha objetivizado únicamente como «dispositivos de carga». Y ni hablar de las implicaciones simbólicas de relacionar acciones y pensamientos erróneos con «ser burro», lo cual ha convertido a este animal en el significado material de la torpeza o la idiotez.

Los burros son mucho más que eso. Una de sus características más significativa es que son equinos de fácil domesticación; también poseen grandes orejas que les permiten detectar frecuencias de audio imperceptibles para los oídos humanos y disipar el calor corporal.

Otro sentidos muy desarrollado en estos equinos es el olfato, pues su nariz les permite detectar olores a 10 kilómetros de distancia. A la par, su aparato digestivo es más resistente que el de los caballos, permitiéndole consumir más variedades de plantas y extraer de forma más eficiente el agua de los alimentos.

En peligro de extinción

Según el último conteo, en el año 1991 existían en México aproximadamente un millón y medio de burros. Actualmente, este número ha disminuido considerablemente y se estima que quedan poco más de 300.000 burros en el país. Es decir, tres cuartas partes de la población ha desaparecido a lo largo de los últimos 25 años.

Afortunadamente, en México se ha establecido el primer santuario para la conservación y preservación de este hermoso animal. Burrolandia México es un parque temático creado a partir de la preocupación de una asociación civil por  la extinción del burro mexicano.

En el parque se protege a 75 burros, en su mayoría rescatados del maltrato o el abandono.

El parque se puede visitar reservando con anticipación, además de aprenderlo todo sobre los burritos y de interactuar con ellos, se pueden visitar las diferentes galerías, exhibiciones y conversar con los amables guías especializados, quienes explican los motivos de su extinción, los tipos de burros que existen y de qué se alimentan.

Deja un comentario