Perros

¿Cuántas veces al día debo sacar a pasear a mi perro?

pasear a mi perro

Hay que insertar las rutinas, horarios de salida y habituarlos con la constancia en sus paseos.

Esta es una pregunta común, sobre todo en “papás” primerizos o desacostumbrados a tener un perro. Antes de adentrarse en ese tema, es importante aclarar, que perros y gatos son mundos completamente apartes y cuando se trata de hábitos higiénicos, es aun más.

Si tienes un gato y quieres enseñarle hábitos higiénicos, en principio, puedes tener una bandeja con arena, tierra, papel desgarrado, aserrín de pino etc. Y el gato irá sin mucho conflicto hasta la bandeja a hacer sus necesidades. Si está pequeño o si está grande.

No obstante, el gato podría “marcar” territorio si no está castrado y “hacer” en lugares inapropiados, pero no por falta de hábitos higiénicos, sino porque quiere “marcar territorio”. Para esto se recomienda la castración, te evitará muchos dolores de cabeza, tanto en perros como en gatos.

Ahora bien, el perro no necesita una bandeja llena de aserrín, necesita un espacio o paseos. Hoy, hablaremos de los paseos.

Para el cachorro, el refuerzo positivo es de gran ayuda

Si es un cachorro

Si es un cachorro, es importante armarse de paciencia, no se puede pretender que el cachorro entienda de una sola vez, lo que se espera de él. Sin embargo, se debe mantener la coherencia y la claridad en la orden o en el desagrado por hacer en el lugar incorrecto.

Cada vez que coma, él buscará las maneras de defecar. Entonces, una buena forma de que el perrito comprenda lo que se quiere, sería sacarlo a pasear, con calma para que no sea contraproducente y este por el agite, devuelva el alimento.

Una vez que haga sus necesidades, premiarlo con cariño, alimento o sus juguetes. La vejiga aun es muy pequeña y además, como los niños, aún no controla sus esfínteres. Será hasta que cumpla aproximadamente los 5 meses, que el cachorro, comenzará a entender y a controlar sus ganas.

Los períodos vitales, son muy importantes en la vida de un cachorro, porque es allí cuando ocurre el aprendizaje entre cachorros y la madre, desde socialización, jugar, defenderse, luchar o no por alimento y atención.

Esto ocurre en los primeros 45 días del perro/gato. Mientras más tiempo permanece en el núcleo familiar, más aprende a socializar y muchos otros aspectos como liderazgo, obediencia etc.

El paseador o correa, es un gran aliado en los paseos

Si es un perro adulto

Si es un perro adulto, podría tardar a lo mucho un mes en comprender lo que se espera de él, siempre y cuando el núcleo familiar, mantenga la coherencia y el refuerzo positivo.

De igual forma, al comer, sacarlo a pasear calmadamente y poco a poco recompensas a cambio de hacer sus necesidades. Una vez entendido el proceso, entonces, hay que insertar las rutinas, horarios de salida y habituarlos con la constancia en sus paseos.

El grupo familiar debe definir el liderazgo

¿Coherencia en el grupo familiar? ¿Qué significa?

Cuando se habla de coherencia, significa que si algún miembro de la familia lo regaña (y basta con un NO, en tono tajante y con liderazgo), otro miembro de la familia no debe incurrir en los mimos o el paseo, desautorizando el liderazgo. Porque simplemente no lo entenderá y tardará mucho más el proceso de aprendizaje.

Esto tampoco se traduce en que todos deben tratarlo mal, con ignorarlo, será más que suficiente. En los cachorros, es muy frecuente tirar la toalla y perder la paciencia, porque muchos apelan a hacer desastres para llamar la atención o llorar hasta obtener la atención deseada.

Por eso, la paciencia, la voluntad y la coherencia, van de la mano con la disciplina y el refuerzo positivo. Un paseo largo y calmado, puede generar el cansancio necesario para que un cachorro descanse lo suficiente. ¿Y si acaba de despertar, no podría tener ganas de “ir al baño”?

Exactamente, si ha tenido una larga siesta, este querrá hacer sus necesidades, al igual que un niño, al despertarse, antes de ir a dormir. Por eso, un cachorro, con buenos hábitos higiénicos, es un tesoro. Pero debe comprender lo que se espera de él, hasta que ya sea una rutina.

Los mitos del papel periódico enrollado, solo logran traumatizarlo.

El refuerzo positivo es mágico, porque el perro siempre quiere la aprobación de su líder y una cadena de mando bien definida, ayuda tanto, que él se adaptará y tratará de no decepcionar a sus líderes.

¿Cuántos paseos al día son suficientes?

Una vez defiidos los hábitos higiénicos, ¿cuántos paseos al día estarían bien?

Se recomienda un mínimo de dos paseos, con horarios definidos, los perros aman las rutinas, no perdonan los domingos, pero la casa estará limpia. Lo ideal sería 4 paseos, uno en la mañana al despertar, otro al mediodía, uno al final de la tarde y otro antes de ir a dormir.

Tómate el tiempo cuando lo pasees, algunos son increíblemente sabios y hacen apenas dan algunos pasos al salir. Otros caminarás y nada de nada, deja que olfatee, que camine pausadamente a tu lado y que entienda que es su paseo, si te detienes a conversar con alguien y te tomas algún rato, para tu perro, ese tiempo no cuenta. El querrá su paseo con sus respectivos recorridos.

Recuerda recoger sus excretas de la vía pública y de las áreas comunes con una bolsa y luego disponer en el contenedor de basura. En Venezuela, la Ley para la protección a la Fauna Doméstica Libre y en Cautiverio, establece claramente multas por no recoger las deposiciones de tu perro. Así como la Ordenanza Metropolitana de Convivencia Ciudadana, además de estar contemplado en las Ordenanzas de Protección Animal vigentes.

MascoTips

Estos mascotips serán de gran utilidad

  • Usa un paseador
  • Si tira del paseador, detente hasta que se calme
  • Sé paciente, espera que haga sus necesidades y prémialo siempre que las haga o te haga caso.
  • No dejes que le ladre a todo lo que ve o se mueve, corrige esa actitud.
  • Recuerda que tú eres el líder.
  • Siempre que haga lo que tu quieres, debes felicitarlo o premiarlo.
  • Si tienes otro perro en casa, que tenga hábitos higiénicos, llévalos a los dos de paseo, para que el experto, le muestre al novato.
  • Sé constante y consistente, recuerda que debes tener mucha paciencia y amor

Deja un comentario