Mundo Animal

10 Consejos para el cuidado correcto de un roedor mascota

Las cobayas y los hámster son una opción para tener una buena compañía

Si deseas una mascota que requiera de un cuidado sencillo, que no demande tanto tiempo y necesite de poco espacio para su crianza, pero que a la vez te dé la misma alegría y paz que otorgan otras mascotas, un roedor es la elección perfecta.

En la actualidad, los roedores domésticos más populares son: Las cobayas, hámster, ratones, ratas y jerbos. A pesar de ser diferentes tipos de roedores, algo tienen en común y es su cuidado.

Consejos para tener un roedor como mascota

Si estás considerando o ya tienes un roedor en tu hogar, y eres un principiante con respecto a cómo cuidarlo adecuadamente, a continuación te daremos los mejores consejos para tener un roedor como mascota.

Selección de la jaula

La jaula es uno de los elementos principales a lo que al cuidado del roedor se refiere. Dentro de ella pasará la mayor parte de su vida, por esa razón debe tener un tamaño adecuado que no solamente le permita desplazarse, sino también, ofrezca sitios para colocar su comida y otros elementos.

Existen diversas formas, tamaños y materiales de jaulas; para su selección adecuada, debes tomar en cuenta ciertas características físicas del roedor como su tamaño y peso.

El punto positivo, es que en el mercado hay una gran variedad que se puede adaptar a tus necesidades; también existe la opción de crear su espacio, esta es una alternativa si no te alcanza el presupuesto para adquirir una jaula.

Proporcionar una superficie cómoda

Asimismo, la superficie de la jaula debe estar perfectamente acondicionada, ya que allí nuestro roedor no solamente se desplaza con comodidad, sino también en ella realiza sus necesidades fisiológicas.

Los materiales que se emplean regularmente como superficie para las jaulas de los roedores son: Viruta, aserrín, celulosa, papel reciclado o una mezcla de varios. Estos proporcionan buena absorción y no son tóxicos para ellos.

Por otra parte, se recomienda no emplear virutas de cedro o pino ya que al mezclarse con la orina puede afectar la salud del roedor.

Tener su refugio

A todos los roedores les gusta tener su propio espacio ya sea para esconderse o dormir tranquilamente, esto le proporciona más seguridad y les ayuda a ser más equilibrados mentalmente. Proporcionar un refugio es vital en el cuidado del roedor.

Existen dos maneras de proporcionar un refugio, la primera es comprar un accesorio que sea su guarida. La otra opción, es ideal si no quieres invertir en accesorio para roedores, se trata de proporcionarle material, cómo algodón, para que el roedor construya su espacio

Proporcionar algunos accesorios

Los roedores pasan la mayor parte del tiempo en sus jaulas solos, y para evitar que se deprima por el aburrimiento, se deben agregar ciertos accesorios para mantenerlos ocupados. La selección de estos accesorios dependerá del tipo de roedor que esté criando.

Una hamaca, una pelota de ping pong o incluso un tubo de cartón son objetos que mantendrán entretenido al roedor en ese tiempo que no te encuentres cerca de él.

Limpieza frecuente

Todos los roedores tienen como su principal virtud ser criaturas muy higiénicas, ya que se acicalan todo el tiempo. Pero, requieren de ayuda para limpiar su jaula y así no tener estrés.

De esta forma, sustituir en dos días el relleno de la superficie de la jaula y limpiar a profundidad de manera semanal son las medidas más frecuentes en los dueños de roedores.

Cabe destacar, que cuando realice la limpieza, no emplee productos químicos como la lejía; estos pueden causar problemas respiratorios graves si tiene mucha exposición.

Alimentación adecuada

Si deseas que el roedor esté contigo por mucho tiempo, debes garantizar una alimentación sana. La mayoría de los roedores son omnívoros, excepto los jerbos y las cobayas que son herbívoros, aún así cada uno tiene su dieta específica.

En consecuencia, para que su dieta sea exitosa, debe tener la porción de alimento adecuada y mucha agua. Se recomienda alimentar al roedor al menos dos veces al día y suministrar un bocadillo sano (vegetal o fruta) para calmar su ansiedad

Rutina de Ejercicio

Un roedor que realiza actividades físicas de manera constante, es un roedor saludable, ya que esto ayuda a evitar la obesidad y la parálisis de alguna pierna. También, los mantiene contentos y activos mentalmente, para así garantizar su buena salud.

Existen diversas formas de ejercitar, ya sea empleando la típica rueda, bola de plástico, pelotas, cuerdas, entre otros accesorios. Recuerda que cada elemento que adquieras para ejercitar al roedor, debes tomar en cuenta el tamaño y la forma física.

Mantener una temperatura adecuada

Cabe destacar, que ellos no poseen una alta resistencia al cambio brusco de temperatura (cómo golpe de calor o brisas frías). En este sentido, la temperatura óptima para los roedores debe oscilar entre 18 y 25 °C.

Se recomienda también, mantenerlo alejado de corrientes de aire, especialmente si hace frío, ya que su exposición prolongada puede causar resfriado al roedor.

Control veterinario

Es mejor prevenir que lamentar, así que para garantizar que el roedor tenga una salud óptima, se debe ir al veterinario al menos una vez al año para control y aplicar todas las vacunas.

Con frecuencia, los roedores son propensos a enfermedades respiratorias, problemas de peso y aparición de tumores mamarios.

Estos suelen manifestar señales cuando se siente mal, como: Bultos extraños, caída de pelo, falta de apetito, cola mojada, entre otros. Así que debes estar pendiente al más mínimo detalle.

Pasar tiempo con él

Para que el cuidado del roedor sea adecuado, se debe compartir e interactuar con el animal, esto permite que esté más alegre, tenga mejor salud y fortalezca el vínculo entre ambos.

Se recomienda 2 o 3 veces al día sacarlo de la jaula y pasar tiempo con él ya sea acariciándolo o jugando (un consejo, a los roedores les gustan los juegos de inteligencia).

Cómo son animales muy inteligentes, otra forma de pasar tiempo con él es enseñando algún truco. Se sugiere tener paciencia y reforzar el comportamiento positivo o avance con un pequeño bocadillo.

Deja un comentario