Mundo Animal

Conoce a Toci, el cerdito vietnamita caraqueño

Arianna y su cochinito pasean las calles de la capital llamando la atención de los transeuntes

Te imaginas estar caminando por el paseo Los Ilustres de Caracas y de repente te encuentras con un cerdito vietnamita con pechera y paseador dando una vueltica con su feliz humana.

Este inusual acontecimiento se viralizó en las redes sociales. Fotos, videos y comentarios no faltaron para compartir el paseo que tomaban la jóven y su confiado cochinito, inocente por supuesto de todo el revuelo en torno a él.

A propósito de los comentarios positivos de los usuarios y para conocer a profundidad esta relación de amistad e incentivar la tenencia responsable de cerditos vietnamitas, la presidenta de Misión Nevado, Maigualida Vargas invitó a su programa Nevado en Radio, a Arianna Rodríguez la mamá humana de Tocino, quien detalló con pelos y señales el maravilloso vínculo que ha forjado con su particular mascota.

Toci y Arianna en la playa

Toci, un cerdito consentido

«Toci llegó a mi vida hace poco más de un año. Su actividad favorita es dormir, es flojísimo. Aunque procuro que todas las tardes entrene para que vaya aprendiendo trucos. Cada truco es un premio que se gana», explica Arianna.

Hasta ahora Toci ha aprendido a sentarse, a girar a la derecha y a la izquierda, a saltar y a echarse. «Estamos practicando el truco de hacerse el muerto», agrega su mamá humana.

Toci demostrando que sabe sentarse

Para toci la arena es un paraiso. Le encanta hacer huequitos y enterrarse, aunque el fango humedo y el agua salada no es lo suyo. «Cuando lo llevo a la playa no se mete, solo se queda jugando en la arena seca. Ama escarvar», comenta su humana.

Por otra parte, Arianna desmintió el mito de que los cerditos comen de todo, o por lo menos su cochinito no es así. «Toci es un cerdo exquisito, le encanta la pera, no come repollo y para que me pase una papa debo sancochársela», relata su consentidora humana con risas de complicidad.

Toci en su actividad favorita: Dormir

Su cuidado general no es díficil. Arianna le hidrata la piel con aceite de coco y lo baña cada semana. «A diferencia de lo que piensa la gente los cerditos no tienen mal olor, porque ellos como tal no tienen glándulas sudoripadas. Lo que ocurre es que la mayoría lo crían en lugares poco aseados y por eso ese mal concepto», sostiene.

¿Por qué un cerdito y no un perro?

Toci siendo mimado

Unas de las preguntas más frecuentes que amigos, conocidos y extraños por igual le hacen a Arianna es que la motivó a tener un cerdito como animal de compañía, y no un perro o un gato como el común denominador.

La respuesta surgió desde muy niña, como algo innato. Recuerda que una de sus caricaturas preferidas tenía de protagonista a un cerdo y desde ese día se prometió que algún día tendría a un cochinito como compañero de aventuras y su deseo se materializó con la llegada de Toci o su «gordo», como cariñosamente lo llama.

«Tener un cerdito no es muy diferente a tener un perro. Toci se monta en la cama, juega es mingoncísimo. Le encanta que le hagan cariño y para eso se echa plácidamente boca arriba», describe su mamá humana.

Curiosidades de los cerditos vietnamitas

Si estas pensando en también adoptar un cerdito viertnamita, estas curiosidades te pueden ayudar a conocerlos mejor antes de dar el paso:

  • Tienen un carácter simpático y juguetón, además de una apariencia curiosa.
  • Son muy fáciles de educar.
  • Son bastante limpios al contrario de lo que se piensa de los cerdos.
  • Suelen vivir entre 15 y 20 años, dependiendo de los cuidados, la alimentación y el lugar donde habiten.
  • El color más común es el negro, pero también puede ser gris o marrón, y tener manchas de color claro.
  • Llegan a pesar los 45 kilogramos y a medir medio metro de altura.
  • Las hembras tienen un tamaño menor que los machos.
  • Deben ser educados con normas si no pueden ser testarudos y destructivos.
  • Los machos, por lo general, suelen ser más juguetones que las hembras, pero estas son más inteligentes.
  • Necesita hacer mucho ejercicio por lo que es fundamental tener tiempo para poder pasearlos largos ratos.
  • Al igual que el resto de los cerdos son omnívoros, así que su alimentación es bastante sencilla, verduras, frutas y cereales.
  • Estos animales son ruidosos por naturaleza, además son capaces de emitir varios sonidos diferentes. Esto puede ser un aspecto negativo para tenerlos en lugares pequeños.

Inteligencia de los cerdos en general:

Toci retozando en la arena

Las pruebas de coeficiente intelectual realizadas a diferentes especies animales sugieren que los cerdos son inteligentes, reconociéndolos como uno de los animales más inteligentes del mundo.

Es más, según un estudio de la Revista Internacional de Psicología los cerdos a menudo pueden ser más astutos que los perros y están en el mismo nivel intelectual que nuestros parientes vivos más cercanos, los chimpancés.

  • Los cerdos tienen excelente memoria a largo plazo.
  • Son muy buenos ubicando objetos en espacios con dificultades, como los laberintos, y tienen además un bien sentido de la orientación.
  • Pueden comprender un lenguaje simbólico simple.
  • Aprenden combinaciones complejas de símbolos para después asociarlas a acciones y objetos.
  • Realizan juegos de fuerza para practicar destrezas.
  • Tienen estructuras sociales complejas y aprenden los unos de los otros.
  • Tienen actitudes colaborativas.

Comentarios

Deja un comentario