Gatos

¿Cómo regañar a un gato? Castigos activos y pasivos

La tozudez de los mininos nos hace creer que no son inteligentes… pero te sorprenderás

¿Castigar o regañar? Todo un dilema para cualquier dueño de una mascota, es una decisión muy difícil, en especial para los dueños de gatos, y es que al contrario de lo que se podría pensar, a estos si se les puede educar.

Cuando se habla de realizar un castigo a un gato, esto no necesariamente incluye la aplicación de fuerza física, de hecho todo lo contrario, ya que jamás se debe maltratar a ningún tipo de animal. La idea principal es corregir la conducta no deseada de este y existen varias maneras de hacerlo.

El gato se caracteriza por ser un animal de costumbre, y es que realmente no pueden distinguir lo que es bueno o malo puesto que son conceptos humanos, ellos solo se dejan guiar por su instinto, aunque muchas veces esto nos ocasione problemas.

¿Recompensar antes que imponer un castigo?

Esta es una de las mejores opciones que los expertos plantean, y es que básicamente lo que se hace es valorar y reforzar su buen comportamiento.

Para iniciar con el reforzamiento, lo ideal es comenzar con acciones simples como por ejemplo, cuándo se liman las uñas con el rascador y no en un mueble, o cuando realizan su necesidad en su caja de arena.

¿Qué premio debo darle?

La respuesta es muy simple, puedes iniciar solo con caricias, pero si eso a tu gato no le gusta tanto, puedes darle un bocadillo.

Para obtener resultados positivos, es menester ser constantes a la hora de felicitarlo por su conducta, de esta manera harás que tu felino entienda que está bien lo que está haciendo.

Ten en cuenta que para realizar estas actividades se debe tener lo necesario en accesorios, es decir, si deseas que este no realice sus necesidades en diferentes áreas del hogar, un arenero le debes de comprar.

¿Cómo castigar a mi gato?

Sí reforzando las conductas «buenas» de tu gato no resulta, es el momento indicado de corregir aquello que causa tanto problema. Ya que en caso de que continúe haciendo lo que te desagrada, cómo por ejemplo morder o arañar, lo mejor será tratar de enseñarle que está mal.

Queremos mostrarte cuáles son los tipos de castigos que existen y estos son los siguientes:

Castigos activos

Estos se caracterizan por realizarse apenas este comete la acción, pero sólo ocurrirá cuando por fin veas que está comportándose mal. Lo común cuando ves a tu felino cometiendo un acto es:

  • «No lo hagas»: Este es el más común, cuando tu gato queda expuesto, e inmediatamente tú exclamas ¡No! Estarás regañándolo por lo que hace.

Muchas veces se pudiera pensar que si se le grita, no volverá a ocurrir, y está es una manera muy errada de pensar.

Ellos necesitan de dueños que les eduquen, de manera contundente y con mucha seguridad pero sin agredirlos, en este caso ellos suelen entender que tu como dueño eres el alfa de la manada.

  • Estímulo: Hacer esto es muy sencillo ya que, mientras el felino intenta cometer una travesura, y te encuentras lejos puedes llamar su atención.

Hacer que note que lo estás observando es mediante estímulos cómo el sonido, que es algo que hará que inmediatamente deje de hacerlo.

Muchos dueños también hacen esto mediante atomizadores de agua, lo cual sólo sentirá cómo se moja una pequeña parte de su cuerpo.

La idea de todo ello es que su atención sea dirigida a otra cosa, esto también lo puedes hacer motivando con sus juguetes, ellos son muy activos, les encanta atrapar y cazar, pues esa es su naturaleza.

Esto se puede hacer cuando está cerca, o cuando arañó un mueble, inclusive cuando te muerde.

Castigos Pasivos

Por otro lado, es muy normal que los gatos se incomoden mediante algunos objetos, y es justamente por eso que estos se podrían usar para evitar este tipo de conducta.

Sucede que cuando no se está en el hogar, estos hacen repetitivamente las malas acciones, y cómo no podemos reprenderlos al momento, debemos dejar pequeños engaños para que se quiten inmediatamente de ese lugar.

Por ejemplo, algunos de estos castigos pasivos son:

  • Antimordeduras: Es un líquido que al ser aplicado en ciertas áreas, hará que tu felino se aleje inmediatamente, este tipo de productos se vende en tiendas especializadas.

En caso de no querer usar este tipo de spray por ser químico, también puedes usar materiales naturales, cómo los que tienen en casa, cómo por ejemplo, pimienta, limón y hasta un poco de salsa picante.

La idea es que al sentir estos olores, el gato inmediatamente se aleje y decida renunciar a realizar eso.

  • Pega y papel aluminio: La cinta adhesiva para ellos es muy incómoda, pues se adhiere a sus patas y luego no saben cómo quitarla.

Está es excelente para que no se acerque a ciertas áreas, pero la idea no es llenar todos las áreas de la casa con cinta.

En ese caso, también existe el uso de papel aluminio el cual para ellos es terrible, pues su sonido no le gusta.

Es importante que este tipo de situaciones, se aborden inmediatamente ya que si no se convertirán en acciones repetitivas, y si esto último sucede se debe es porque algo más ocurre.

Si bien este tipo de «castigos» son los más comunes, lo ideal sería reforzar su buena conducta con sus recompensas, los snack pueden ser sus preferidos.

Lo mejor es hacerlo de manera que ellos logren entender, y así «modificar» su comportamiento, si el gato llegó al hogar muy pequeño, será más sencillo de moldearlo y que aprenda las conductas que son malas.

Cabe destacar que los gatos son muy independientes, y que muchas veces aunque no lo quieras, cometerá pequeñas travesuras.

¿Qué hacer para evitar este tipo de conductas en mi gato?

Si la conducta de tu gato no mejora, algo más está pasando; por esta razón es necesario que le prestes más atención. Aunque puede suceder que solo necesite donde tomar agua fresca y si no se le coloca, este va a buscar la forma de tomarla de cualquier sitio.

Compra los juguetes necesarios, y si no puedes por cualquier circunstancia, la solución es hacerle algunos en casa, muchas son las cosas que puedes usar para hacer esto. También puedes motivar a jugar y a capturar, esto será un ejercicio excelente lo que hará que luego necesite descansar.

Si deseas tener un gato feliz lo importante es dar opciones diferentes, y que este sepa que puede hacer más cosas que sólo arañar y morder.

Comentarios

Deja un comentario