Perros

Cómo reconocer a un perro perdido en la calle

perrito

Como los perros no pueden hablar, conocer su comportamiento, ayudará

El lenguaje corporal canino, es un universo interesante de detalles que en conjunto, tienen un significado diferente, pero cómo reconocer a un perro perdido o abandonado cuando vemos a algún perro en la calle.

Lamentablemente, hay muchos animales, entre perros y gatos, que hacen vida en las calles, estos animales viven allí, en la gran mayoría de los casos, han tenido familia humana, pero terminan en la calle y hacen vida en ella. Ellos son animales comunitarios.

Sin embargo, hay muchos casos, en los cuales, perros itinerantes, que recorren grandes distancias o tienen dueño, pero son realengos, también son animales que están en la calle, pero no están perdidos, ni han sido abandonados recientemente.

De hecho, en grupos de comunidades animalistas, se difunden muchas veces, animales que son de la zona, que saben defenderse en la calle, que no tienen ningún problema de salud aparente y son confundidos como animales que están sí están perdidos o han sido abandonados por sus «dueños», por desconocimiento del lenguaje corporal y su comportamiento. Tomar la foto y seguir, no es lo mejor.

Tal como se reseña en este trabajo y se amplían detalles sobre el lenguaje corporal, quiero resumirte algunos detalles a tomar en cuenta a la hora de tratar de entender o descifrar, si este animal está perdido o abandonado.

Datos

La cola del perro está recogida, la mueve levemente de un lado a otro o está entre sus patas traseras, es muestra de un perro, que no se siente seguro. Si tienes o has tenido perritos, sabes que cuando los regañas, ese movimiento o actitud, es muy común.

Un perro que camina de un lado a otro, apresuradamente, mira para un lado y para el otro con atención, se detiene y busca en todas las direcciones, vuelve a correr sin rumbo y repite esa actitud.

Con orejas levantadas o no, pero muy ansioso, es muy probable que esté perdido o recién abandonado.

El ladrido también tiene su propio lenguaje

Un perro que no se aleja de un lugar y que se aferra a ese espacio, sin pertenecer a la localidad, simplemente un día estaba allí, nadie lo vio llegar, ni lo vio ir o venir, es muy probable, que fue abandonado allí.

Las orejas, la mirada y la postura de su cuerpo encogido, son síntomas de tristeza, los más evidentes de hecho. Y los ladridos del perro, también tienen un significado, que dependerá de las acciones que lo acompañen y su frecuencia.

¿Comunitario o extraviado?

En una oportunidad, encontramos a un perro comunitario, que no era de ese sector, un poco lejos de su zona.

Más tarde nos enteramos que su nombre era Bambú.

Era bastante tarde, así que lo resguardé en casa, lo compartí en grupos y pregunté si se trataba un perrito extraviado, pero no hubo respuesta.

Al día siguiente, fuimos sin el perro hasta donde sospechábamos que el perrito hacía vida, pues me parecía conocido y pregunté por él. Efectivamente, me lo confirmaron.

Los señores de la garita de la urbanización donde él hace vida, me explicaron que Bambú, se fue detrás de uno de ellos desde Montalbán hasta el Paraíso y se perdió. No es su zona, los perros de otros sectores, son territoriales y es probable que al huir de ellos, se desorientó.

Les conté que lo había encontrado bastante lejos y estaba muy desorientado, corría de un lado a otro y buscaba a alguien.

Bambú, sabe defenderse en la calle, sabe cruzar calles, pero al no ser su zona, buscaba a alguien. Entonces, como ellos no hablan mucho jajaja, mejor tratamos de entender su lenguaje corporal y preguntemos a los que sí pueden hablar, si conocen a este animalito, si tiene tiempo en la zona y todo lo que podamos, para comprender si realmente está perdido, abandonado o no.

Importante, un perro asustado, puede morder, un perro con dolor, también puede morder. Así que para evitar mordidas, lo mejor es leer su lenguaje corporal.

Aprendamos a conocer el lenguaje de los peludos. Si se puede!

Deja un comentario