Mundo Animal

Llegó el bebé ¿Cómo incorporar a la mascota en esta nueva relación?

Cada animal es distinto, por lo que su reacción puede ser variada

Tener una mascota en casa es saber que es otro integrante más y que cualquier cambio le puede afectar, inclusive hasta mover sus tazones para comer le puede incomodar; ya que por supuesto ellos no entienden el por qué.

Cuando hablamos de la llegada de un nuevo miembro al hogar, este pudiera verse desplazado, y sentir que la atención ya no es para él. En consecuencia, nuestra mascota podría sentir celos, o tal vez, mostrarse irritada por la falta de atención.

De esta forma, cuando se va a tener un bebé y se tiene una mascota, es natural sentir algo de preocupación sobre cómo puede reaccionar nuestro animalito con la llegada del infante, por eso es importante preguntarse: ¿Cómo puedo presentarle mi bebé a mi mascota? ¿Es seguro hacerlo? ¿Cómo puedo hacerlo más fácil?

Por ello, en este post te hablaremos de cómo incorporar a la mascota en esta nueva relación.

Es importante destacar antes de profundizar, que cada animal es distinto, por lo que su reacción puede ser tanto positiva como negativa; en este caso, toma conocimiento de tu mascota, tú que eres su dueño, debes saber cómo es su carácter. Aun así, más allá de todo, enseguida verás algunos consejos para presentarle un bebé a tu mascota.

Consejos para incluir a la mascota en el nuevo cambio

Sabemos que la llegada del bebé es un momento lleno de diversas emociones y alegrías, es por ello que justo en ese momento tan especial debes hacer que tu mascota se vaya adaptando a cada cambio.

Y para que sepas cómo hacer a tu pequeño parte de todo, preparamos esta guía, en la cual verás de qué manera debes actuar frente a esta nueva situación.

Antes de que llegue el bebé

En primer lugar, es crucial tomar en cuenta que, así cómo se toman muchas decisiones antes de que llegue el bebé, da tiempo entonces de hacer que el perro poco a poco, vaya estando al tanto de lo que sucede a su alrededor.

Cuando se comiencen con los arreglos del cuarto del bebé, déjalo que pueda conocer lo que está llegando y que pueda con ello irse sintiendo cómodo, recuerda que ellos conocen mediante la exploración, especialmente con su olfato.

Déjalo que pueda oler la cuna, sus juguetes, su ropa (está igualmente deberás lavarla luego, en caso de que pienses que la ensucian), entre otras cosas. Así, cuando use esto el bebé, reconocerá su olor.

Este tipo de estimulación, ayudará reducir el impacto de la incorporación del bebé. de manera extra, algunos dueños son capaces de colocar llantos de bebés y hasta balbuceos para que el perro vaya comprendiendo y adquiera la costumbre de oírlos, y que así no se altere y ladre al escucharlos.

No hacer cambios bruscos a su rutina

En este aspecto, las mascotas se pueden ver afectadas si su rutina de alguna manera se le modifica, estos podrían tener cambios en su comportamiento en los cuales podría estar molesto, triste o hasta ser agresivo hasta con sus dueños.

Sin embargo, aunque no vas a poder evitar hacer ciertos cambios, influirá de manera positiva si lo haces con tiempo y de manera progresiva.

En consecuencia, se evita modificar de manera brusca sus actividades físicas; sabemos que será fuerte los primeros meses, por esta razón, sería muy útil confiar en un amigo o familiar en el que la mascota confíe para que nos ayude.

Enseñarle las nuevas reglas, antes de llegar el bebé

Como este estará expuesto a nuevas experiencias, lo ideal será también enseñarle y ayudarle en nuevas maneras de conseguir algunas cosas que desea.

Un ejemplo sencillo, es que coloques juguetes en los cuales no sea necesario que tú participes, existen muchos modelos en el mercado y tú más que nadie sabrás cuál será el que más le agradaría.

También, debes colocar reglas y límites. Por ejemplo, darle la oportunidad explorar el espacio del bebé, no le da permiso a dormir encima de la cuna o muebles, pues se le puede volver costumbre y sentir que ahora ese es su nuevo espacio.

En este sentido, puedes darle a modo de premio algún snack cuando acate las nuevas reglas, esto le motivará a continuar realizando la misma acción para obtener más regalos.

Déjalo jugar cerca de tu barriga

Algunos expertos afirman que, si se les permite tener contacto directo con tu barriga, ellos podrían inclusive tener una conexión con tu bebé, esto es también una forma de presentarle un bebé a tu mascota de manera algo más indirecta.

Esto es producto, de que, los diferentes animales de mascota tienen sentidos más agudos que los humanos, mediante los que pueden detectar tus sentimientos (rabia, dolor, alegría) y van a entender perfectamente lo importante que es para ti, aun no sabiendo que dentro está tu pequeño.

Control veterinario

Este paso es muy importante cumplirlo, y es que es necesario que tu mascota se encuentre en óptimas condiciones, ya que lo que se desea es evitar cualquier mal momento.

Es decir, si este tiene pulgas o alimañas en su cuerpo, puede infestar las áreas que tienen en común, y eso podría llegar a afectar al pequeño miembro de la familia.

Además, el veterinario puede ser un aliado de peso para ayudarte a saber el nivel de estrés producto del cambio, asimismo, como puede indicar pautas para facilitar la adaptación de la mascota esta novedosa circunstancia.

¡Y llegó el bebé!

¡Por fin llegó ese momento tan anhelado! El nuevo integrante llegó a su hogar, y cómo ya has trabajado en que tu mascota se adapte desde los sonidos hasta los olores, presentárselo no será un problema.

Por esta razón, cada uno de los consejos para presentarle un bebé a tu mascota debe ser llevado a cabo con el debido tiempo, así no tendrán ningún tipo de inconveniente y la convivencia entre ambos no será jamás un problema.

Gracias a ello, vas a notar que tu mascota también se relaciona íntimamente con tu bebé; muchos dueños afirman que incluso, llegan a cuidar a los bebés de una forma bastante ventajosa, aunque esto no está comprobado por expertos.

Mientras, no dejes a tu bebé solo con tu perro; más allá de cuanto tu mascota quiera al bebé, este, por ser un animal, puede mediante una torpeza o una interacción natural puede malograr al infante involuntariamente.

Lo primero que hará tu can es acercarse, olerle y lo más seguro es que mostrará la enorme alegría que siente, deja que haga su exploración y no le regañes o le quites al bebé, este no le hará daño.

Tu solo mantén la paz y transmítele esa sensación de que confías en lo que sucede, también dale a él un poco de cariño y exprésale tu alegría por verle.

Eso sí, deja que el momento se dé sólo, no debes forzarlo y regañarle por irse rápido, puede que se tome su tiempo para acercarse, recuerda que es alguien nuevo incorporándose a su territorio.

Deja un comentario