Perros

¿Cómo calmar a un perro agresivo?

Lo importante es descubrir el por qué de esta conducta y las formas para corregirla

Controlar el temperamento de un perro agresivo pudiera parecer una situación complicada, y es que suena difícil pues muchas veces ni siquiera sus mismos dueños son capaces de controlarlos.

Por esta razón, seguro te preguntarás: ¿Cómo calmar a un perro agresivo? Para responder esto primero debemos decir que sí, tal vez es un tema complicado; pero no te preocupes, que en este post nos encargaremos de abordar por qué esto sucede y de qué manera corregirlo.

Es por ello que, comenzaremos hablando sobre ansiedad en los perros, ya que esta puede ser la principal razón por la cual tu perro esta agresivo. De esta forma, podrás constatar si tu can está pasando por un periodo de inquietud que lo hace ser agresivo o si parte de su carácter es en efecto de esta manera:

Ansiedad en los perros

La ansiedad, es un sentimiento de miedo e inquietud ante posibles amenazas. Aunque se asocia como una emoción humana, lo cierto es que los animales también son capaces de sentirla, sin embargo su expresión es distinta.

En este sentido, que tu perro sufra de ansiedad puede ser desencadenante de comportamientos agresivos y hasta destructivos, ya que esta es la manera de ellos de expresar dicho sentimiento.

De esta forma, conocer los detalles que sirven para detectar si tu perro sufre de ansiedad es importante. Una señal clara es cuando su temperamento no es el mismo de siempre, es decir, se encuentra miedoso, tembloroso, estresado, molesto y lo más extremo será ser muy agresivo.

Como consecuencia, cuando ellos realizan esos cambios, es porque la ansiedad los coloca en un estado de mayor sensibilidad, lo que significa que están en constante alerta; esto también genera desgaste lo que se expresa en un mal genio e irritabilidad.

Sin embargo, no siempre la ansiedad será la causante de que ellos sean agresivos, pues existen otros factores que también pueden causar cierta molestia en ellos, y algunos de estos serían:

No salir a pasear

Es indispensable decir, que ellos deben drenar toda la energía que llevan dentro, si bien no todas las razas son iguales, todas coinciden en el hecho de que salir a pasear los ayuda a calmar sus ansias, ya sea socializando, explorando o ejercitándose.

Un ejemplo claro, sería tener una mascota llena de energía y que no tenga un lugar donde jugar y divertirse hasta estar cansado.

Mucho tiempo sólo

En otro aspecto, dejar a tu mascota en casa sola y sin posibilidades de jugar, puede causarle tristeza y hasta llevarlo a deprimirse.

Por esto, no debes pasar por alto que tener un perro o cualquier animal en casa implica dedicación, tiempo y cuidado. Si no cuentas con ello, es mejor que no tengas una mascota.

¿Trato o maltrato?

Por otra parte, muchos dueños de perros son maltratadores y muy abusivos, de hecho, esto sucede más a menudo de lo que se espera. En consecuencia, el canino se verá puesto contra las cuerdas, ya que él no tiene la autonomía suficiente para librarse de esa situación.

Además, los perros se amoldan muy fácilmente a sus dueños, por lo que, dependiendo de la manera que lo trates este responderá. Ellos aparte de amor y cuidado, requieren también de respeto.

Malas experiencias

Del mismo modo, la mayoría de los caninos que se encuentran en los albergues han sido abandonados por sus dueños, por lo que a muchos les ha tocado pelear por comida y el derecho de «dormir» en una acera.

Todo ello se puede acumular o simplemente generar patrones de conducta dominantes y agresivos, aun así, esto se puede contrarrestar con educación.

Dominio territorial

Muchas mascotas pelean por ser el alfa de la manada, y en su territorio si siente una amenaza, atacará sin pensarlo. Por esta razón, también podrías ver que actúa de manera muy agresiva.

Dolor

Sin embargo, puede que tu perro esté presentando alguna patología, y el mismo dolor que le causa haga que se comporte de una manera molesta e incómoda.

Lo más recomendable es que asistas a una consulta veterinaria, y que el especialista luego de los exámenes que considere pertinente, haga un diagnóstico. Cualquiera que sea el causante de su molestia y de su conducta actual, es posible revertirlo, solo se necesita las ganas y constancia, para que todo sea cómo antes.

Formas de calmar a un perro agresivo

Lo primero, es saber que ellos no son agresivos porque lo desean, por el contrario, es la alerta de que algo malo le está ocurriendo lo que los sitúa en una posición tensa y defensiva.

De esta forma, si eres su dueño debes saber qué es lo que le puede estar afectando, pero si no sabes que ocurre, o tal vez acabas de adoptarlo y no le conoces por completo, cualquiera de estos consejos te ayudará a encontrar la forma de cómo calmar a un perro agresivo:

Ten mucha calma

Esto es primordial, ya que si tú tienes serenidad él no te percibirá como una amenaza, por ende, podrá entender mucho más rápido las órdenes que le estés dando.

Sin embargo, si abordas la situación desde una posición brusca y agresiva no lo vas apaciguar, si no ponerlo aún más incómodo y molesto. Por esta razón, una postura relajada y una voz calmada pero certera puede ser la solución, recuerda que hasta la postura en la que te paras puede dar un mensaje.

Llévalo diariamente hacer actividades físicas

En este sentido, si buscas cómo calmar a un perro agresivo ya debes saber que la mejor manera es que tu perro se canse, de esta forma, no tendrá la energía para actuar con violencia y del mismo modo liberará endorfinas con el ejercicio, esto lo ayudará a sentirse relajado.

Cabe destacar que el disfrutar fuera del hogar le ayudará a calmar la ansiedad y molestia que pueda tener acumulada, solo debes mantener la consistencia y llevarlo diariamente.

No tratarle mal

Algunos dueños llegan a perder la paciencia cuando llegan a casa y encuentran una «pequeña travesura» realizada por su mascota, pero el regañarle y gritarle hará que su conducta cambie y esté alerta.

Recuerda que ellos son el reflejo de lo que viven a diario. De este modo, enséñales con cariño y ten la seguridad que se portarán muy bien cuando tu no estés.

Ayúdale a socializar

Llevarlo a reunirse con otros perros es una de las mejores alternativas de cómo calmar a un perro agresivo, aunque es delicada. Aun así, poder interactuar con su misma especie le ayudará a ser más sociable y no estar a la defensiva con los demás, podrá acostumbrarse a que los otros no necesariamente implican una amenaza.

También, puedes ir mostrándole personas nuevas para él, pero que son muy frecuentes en tu entorno, será una manera de que confíe un poco más en esos «extraños».

Llevalo con un experto en comportamiento

Por otra parte, muchos especialistas son capaces de reeducar a los perros. Esto con el fin de detectar con precisión la causa de su angustia o tensión y solventar, para que logren regresar a casa y que todos convivan sin inconvenientes.

En algunos de estos lugares les dejan pernoctar a los perros, solamente mientras se encuentran en su adiestramiento.

Cualquiera de estos consejos puedes ponerlos en práctica, y cómo dijimos anteriormente, si la situación del comportamiento agresivo continua, será necesario que le realices diferentes exámenes y que consultes con experto veterinario para entender mejor la circunstancia.

Deja un comentario