Mundo Animal Perros

Chicky cruzó el arcoiris por culpa de unas croquetas vencidas

Hay que estar pilas y verificar la fecha de vencimiento cuando compremos alimentos para animales

Chicky llegó un 16 de febrero hace un par de años y en tan solo un mes, me robó el corazón. Una señora me contactó porque yo quería adoptar un perrito y mi prima me dijo que esta perrita necesitaba un hogar, así que decidí aceptar ser su papá.

La persona que la tenía en aquel momento, la tenía muy descuidada, era una vecina del primer papá de Chicky, que luego de rescatarla y recuperarla, se tenía que ir del país, pero no la dejaría desamparada. Así que ofreció un “INCENTIVO” mensual para el cuidado de su rescatada.

Lamentablemente, estas personas, la descuidaban y eso se notaba, Chicky se deterioraba con rápidez. Así que acepté tenerla en mi casa, ella sería la reina de la casa. Tenía el tiempo, el espacio y las ganas de tenerla y cuidarla.

La mamá de este muchacho me la llevó hasta mi casa, con un saco de alimento la recibí, ella se llevó muy bien con mis gatos, fue amor a primera vista. Chicky se hizo una integrante de mi familia, casi de inmediato.

Dormía en mi cuarto, al principio, dormía en el piso a mis pies, los gatos eran los dueños de mi cama, casi ni me dejaban moverme. A la semana, empezó a mirarme fijamente, se hacía la loca y empezó a montarse en la cama, es que cómo no iba a hacerlo si yo el primer día traté de que durmiera en la cama, pero aun tenía pena.

El gato bebé que se apegó mucho a ella y es el dueño de la cama

Después fue agarrando confianza y ya empezó a dormir conmigo, en mi cama, con mis dos gatos, toda la familia en una sola cama jajaja.

Chicky era tan dulce, un caramelo. No exagero cuando digo que era única. Le compré su collar y su paseador, la sacaba a pasear y era muy aseada. Corría del balcón a la sala, era tan alegre. Mis gatos y ella se hicieron amigos, nunca intentó morderlos o molestarlos, se apegó mucho a mi gato bebé.

De pronto empecé a notar que no estaba comiendo lo suficiente, dejaba comida, era un festín para el gato pero una preocupación para mí. Ella era muy animada y empezó a estar como cansada, como con agotamiento. Me preocupé.

Hablé con la señora que me la trajo, le hice preguntas y le expliqué lo que estaba pasando, iba a llevarla al veterinario, pero era entre semana, yo debía trabajar. Yo la saqué temprano en la mañana, tenía agua y se acostaba cerca del agua a tomar sol.

Recuerdo que la dejé allí mientras iba a buscar su perrarina, cuando regresé, estaba más extraña, estaba acostada completa y la animé para que comiera, respiraba raro, estaba muy preocupado, ella me movía la cola pero no comía, estaba demasiado rara, me senté y me la monté encima, la sobé y la acaricié, noté que estaba babeando mucho.

En ese momento me asusté y me la llevé cargada para el cuarto, los gatos estaban a su alrededor y ella se animaba con los gatos, pero no mejoraba su forma de respirar. Me la monté en las piernas y seguía acariciándola, me preocupé, se me hizo tarde y no llegaría al trabajo, me alisté para llevarla, pero aún era muy temprano, así que la sostuve entre mis manos y la consentí todo lo que pude.

Entonces, cambió su forma de respirar, estaba como acelerada y empezó a quejarse, yo la consolaba, diciéndole que ya íbamos al veterinario, pero mi Chicky colapsó y murió. No podía entender cómo se había deteriorado tan rápido.

Como pude la enterré, llamé a la señora que me la trajo, ahogado en llanto, le dí la noticia y no lo podía creer, yo tampoco. Es que era casi imposible, ella estaba bien y se deterioró muy rápido.

¿Qué le pasó a Chicky?

Como me había quedado tanto alimento, se lo doné a mi prima que tenía perritos. Entonces, sus perros se lo devoraban. De pronto, empezaron a vomitar y a sentirse mal. Mi prima verificó el contenido de la bolsa original del alimento. Para su sorpresa, estaba vencido, con más de 8 meses de caducida.

La señora que me dio Chicky compró ese alimento concentrado, sin la intención de hacerle daño a ningún perro. Pero los dueños de la agropecuaria, han debido sacar ese saco que casi mata a los perros de mi prima y que mató a mi Chicky.

Ella nunca vomitó, mientras que los perros de mi prima a la semana, empezaron a rechazar el alimento, pero Chicky si lo comía. Ella que estaba descuidada, que tuvo garrapatas antes de llegar a mi casa, que padecía de erlichiosis (la enfermedad de la garrapata), ya venía delicada, no lo soportó.

Recomendaciones

Cuando compres alimento para perros o gatos, verifica la fecha de vencimiento.

  • Verifica que el saco de alimento esté bien cerrado
  • Cuando compres alimento para perros o gatos, verifica la fecha de vencimiento.
  • Procura no comprar detallado, podría contaminarse con facilidad si está mal almacenada
  • Manten el alimento lejos de la humedad
  • Si tiene gorgojos, maripositas o larvas (gusanitos) no se los des.

El alimento concentrado tiene sus ventajas, pero si está contaminado o vulnerado por alguna situación particular, puede comprometer la vida de tu animal de compañía.

Deja un comentario