Gatos Mundo Animal

Australia prohibirá que gatos domésticos caminen libremente por las calles

Los felinos están representando una grave amenaza para la fauna silvestre del país

En Autralia no solo los canguros son los animales por excelencia, los gatos son muy queridos en Canberra, la capital australiana. Sus más de 345.000 habitantes lo demuestran a diario. Alrededor de una cuarta parte de los hogares de Canberra tienen gatos. Pero, si su tenencia no es responsable, los gatos también pueden ser un grave peligro para la vida silvestre.

A través de un estudio las autoridades ambientales de esa ciudad han estimado que los gatos que deambulan libremente por las calles depredan más de 60.000 aves nativas, 2.000 mamíferos, 30.000 reptiles nativos y 6.000 ranas nativas cada año. Y se han propuesto cambiar esta realidad.

En 2021 se lanzó un programa denominado Plan de gatos ACT 2021-2031, una batería de medidas de corto, mediano y largo plazo para controlar la tenencia de gatos en la capital: no solo pensando en la vida silvestre, también en que estos animales tengan cuidadores responsables.

“Los gatos brindan amor y compañía a muchos canberranos. Este nuevo proyecto de ley promoverá la tenencia responsable de gatos, su salud y protegerá el medio ambiente”, dijo, citado por el gobierno municipal, el ministro de Transporte y Servicios Municipales, Chris Steel.

A partir del 1 de julio de 2022, se requerirá que todos los gatos estén registrados y los detalles se actualizarán anualmente. Los propietarios existentes podrán registrar a su gato de forma gratuita, mientras que los nuevos propietarios después de esta fecha pagarán una pequeña tarifa única.

Los gatos “nuevos”, que nazcan después de esa fecha, no podrán deambular por las calles de la ciudad. Los que ya lo hacen, entendiendo que eso ya hace parte de su naturaleza, lo podrán seguir haciendo, exceptuando 17 suburbios declarados de contención de gatos.

¿Qué es un área de contención? La ley la define como “todo o parte de un suburbio, donde los gatos siempre deben estar confinados en las instalaciones de su dueño o cuidador. Las áreas de contención de gatos se declaran en virtud de la Ley de animales domésticos de 2000, donde se cree que los gatos representan una grave amenaza para la fauna y la flora autóctonas de la zona”.

“Entendemos que los gatos existentes y sus dueños pueden no estar preparados o acostumbrados a la contención total. El enfoque de derechos adquiridos para los gatos domésticos existentes logra el equilibrio adecuado para permitir una transición justa y gradual”, dijo el ministro Steel.

La nueva ley crea sanciones para aquellos dueños que no cumplan con el registro o con la contención de los animales, esto último no solo para proteger a la vida silvestre, sino también al mismo gato: las autoridades han señalado que existen evidencias de que los gatos que deambulan libres viven vidas más cortas en promedio y tienen tasas más altas de enfermedades que los que están en su hogar.

Deja un comentario