Mundo Animal

¿Por qué no es correcto tener animales silvestres como mascotas?

Debemos respetar el hábitat de cada especie y a la naturaleza

Por definición, un animal domesticado es aquel que puede convivir con los humanos. Este rol lo cumplen a cabalidad los perros, gatos, conejos, roedores e incluso algunas especies de cerdos. Estos deben proporcionar amor y ser muy dóciles, lamentablemente este no es el comportamiento de los animales silvestres.

Ya sea por alguna moda temporal o la influencia de las redes sociales, que incitan a las personas a tener un animal silvestre de mascota. Sacarlo de su hábitat natural puede proporcionar mucho sufrimiento a la especie y al ecosistema (hay gente sin escrúpulo que cazan animales silvestres). 

No se pueden domesticar

La cría de estos animales puede representar un riesgo para los humanos.

Aunque sea increíble, en la actualidad hay personas que ignoran estos riesgos y se excusan por tener animales salvajes en casa afirmando que lo hacen “por qué aman los animales”. 

La aparición de diversas pandemias a lo largo de la historia ha sido causada por la transmisión de enfermedades por parte de animales silvestres

Si esta razón no es convincente para ti, te presentamos los motivos principales por la cual no es correcto tener estos tipos de animales como mascota.

Para que un animal pueda ser domesticado tiene que cumplir con varios requisitos, en la cuales se encuentra:

  • Ser dóciles y amigable con el entorno
  • Ser calmados y no tener tendencia a huir
  • Capacidad de reproducirse sin ninguna dificultad
  • Adaptarse a reconocer el liderazgo sin caer en conflictos

Animales como el cerdo, perro, gato, ovejas, caballos, pollo y vacas han pasado por un proceso de domesticación de aproximadamente 10.000 años. Estos animales entienden las reglas y condiciones sociales y se adaptan con mucha facilidad.

Por otra parte, la mayoría de los animales salvajes sufren si no cumplen su rol en el ecosistema y por otro lado no se sienten libres. Esto puede causar depresión y aumento de estrés. Así que no es recomendable tratar de domesticar algunos de estos animales bajo ningún concepto.

Tendencia al abandono

Las personas irresponsables que logran domesticar estos animales salvajes, pero, en la mayoría de los casos toman la decisión de abandonarlos ya que su crianza específica puede ser elevadamente costosa o sencillamente lo adoptaron por una moda pasajera. 

Solamente en España según estimaciones de la organización WWF (World Wildlife Fund por sus siglas en inglés) que se abandonan aproximadamente 200.000 animales son abandonados al año. 

Ellos no saben regresar a la naturaleza por su cuenta y al estar en un ambiente extraño pueden pasar dos escenarios, el primero y el más lamentable es que no se puedan adaptar y terminan falleciendo. Mientras que el segundo escenario es que estos sí se adapten y ocasionen daños irreparables en el ecosistema. 

Representan un riesgo físico para ti y tu entorno

No se puede negar que la cría de un animal silvestre es muy adorable a simple vista, pero cuando crecen, puede ser un problema de seguridad para tu entorno y tienden a ser impredecibles.

Estos pueden morder, arañar o incluso atacar a niños e invitados, causando lesiones físicas. Estas lesiones pueden ocasionar enfermedades que en algunos casos pueden ser hasta mortales.

Pueden ser un riego a la salud

Según diversos expertos establecen que la extracción de animales silvestres con el fin de domesticarlos puede aumentar la posibilidad de transmitir zoonosis. La organización panamericana de la salud (OPS) define a la zoonosis como “enfermedades infecciosas transmisible entre un animal y un humano”. 

También se puede definir como la transmisión de patógenos (puede ser de forma directa o indirecta) de un animal al ser humano. Se dice que el 61 % aproximadamente de patógenos humanos son de origen zoonótico.

Enfermedades como la gastroenteritis, neumonía, tuberculosis, fiebre amarilla, fiebre tifoidea, cólera, malaria, mal de Chagas, paludismo, hepatitis A, mal de rabia, toxoplasmosis, herpes, psitacosis, criptococosis, histoplasmosis, salmonelosis se puede transmitir si se tiene un animal salvaje en la casa.

Un ejemplo notorio de enfermedades zoonóticas, es el caso de Covid-19, diversos estudios afirman que el origen de esta enfermedad se originó por la venta de animales silvestres sin tener ninguna norma sanitaria (no se garantiza la inocuidad de los alimentos).

¿Qué hacer si se encuentra un animal silvestre en peligro?

La principal causa de domesticación de animales silvestres, es cuando la persona ayuda a ejemplares cuando se encuentran heridos o en peligro. Se puede considerar como un acto noble por parte de la persona, pero en realidad puede perjudicar al animal a mediano o largo plazo. 

Las mascotas no están acostumbradas a convivir con los humanos y puede causar depresión y cambio en su comportamiento. Lo ideal en estos casos es reportar el incidente y dejar el trabajo a las autoridades especializadas en protección de fauna silvestre.

Otra opción es llevar al animal al veterinario si observas que no queda otra alternativa. Una vez atendido al animal, llevarlo a un refugio más cercano. Debes realizar una investigación previa.

Deja un comentario