Mundo Animal Tu mascota

A Danger los remedios caseros le complicaron el mal estomacal

Danger

Lo automedicamos, pero nuestro perrito no mejoró

Danger tiene 2 años y 10 meses. Llegó a nuestra familia cuando apenas tenía dos días de nacido. Fue muy agotador sacarlo adelante. Con los ojos cerrados y el ombliguito pegado.

Pero como un equipo nos turnamos para darle de comer, darle calor y estimularlo con un pañito como si fuera la lengua de su mami. Lo logramos, superó esos días difíciles, en los que no sabíamos si sobreviviría, siendo tan pequeño.

Danger, creció fuerte y muy familiar, es que entre todos lo cuidamos desde que era un bebé. En una oportunidad, se nos enfermó del estómago. Estaba mal, no sabíamos cómo ayudarlo. Unos amigos nos dijeron, dale aceite, otros dale leche, otros recomendaron no darle alimentos sólidos, solo líquido y cualquier cantidad de recetas y remedios caseros que no mencionaré.

Fueron días en los que vomitaba, sus excretas eran líquidas, la verdad con todas las porquerías que él se come cuando nadie lo ve, no teníamos certeza de qué podría ser.

Así que lejos de darle esas cosas locas que nuestros amigos, vecinos  conocidos sin mala intención nos recomendaron, lo llevamos al veterinario.

Seguimos el tratamiento y tuvimos más cuidados en lo sucesivo, para evitar que se robara la basura, huesos que no son convenientes que ingiera entre otras cosas, etc. Por eso Danger es un peligro jajaja. A los pocos días mejoró. El tratamiento funcionó.

Nuestro Danger en una oportunidad se nos perdió, pero menos mal que pronto, apareció. De hecho fue el mismo día al final de la tarde, pero igual fue un gran susto. Así que con ese espíritu aventurero, nos toca cuidarlo más y observar no sólo lo que come, si no donde se quiere “meter”.

Danger ya son casi 3 añitos

Lo del estómago volvió a pasar. Pero ya estábamos más tranquilos, llamamos a su veterinario y nos dio algunas pautas a seguir que mejoraron su malestar. Esta vez, simplemente no hicimos caso de esos remedios caseros, pero antes, sí. Lo cual complicó un poco la situación de Danger, pues estuvo una semana entera mal mientras que con el tratamiento adecuado del veterinario, al día siguiente ya estaba mejor.

Tal vez un consejo de nuestro vecino o de un amigo que tiene perro puede no tener mala intención, pero siempre hay que acudir al experto y no experimentar con nuestras mascotas.

Lo más adecuado, es siempre contar con un profesional que nos oriente, que evalúe a nuestro animal de compañía y le recete lo que él como profesional, conoce. No un auxiliar, un amigo o un grupo de whatsapp. Porque al final, la vida de nuestro perro en este caso, es la que se puede comprometer y hasta podría morir.

Deja un comentario