migracion Mundo Animal

70 galgos rescatados de carreras ilegales serán devueltos a sus explotadores

Activistas realizan protestas y campañas en las redes sociales para repudiar la decisión judicial

Unos 70 galgos que a principio de mes habían sido rescatados  de grupos que organizaban carreras ilegales serán restituidos a sus antiguos dueños por decisión de la Justicia, tras una denuncia a la asociación Galgos Libres de Rosario en Argentina, hecha por los mismos explotadores argumentando que los tenían en «malas condiciones». Desde la organización desmintieron las acusaciones y buscarán revertir la decisión judicial.

«Vamos a pedir que se frene la devolución de los perros, que se restituyan (a las asociaciones) los que han sido devueltos, y que se le quite el cargo o la competencia a este fiscal relacionado con cargos sobre animales para que designen a alguien competente que no premie a delincuentes ni persiga a protecciones», sostuvo la abogada de la asociación, Angélica Miotti, a GO Noticias. Y denunció que al momento de ser rescatados los perros tenían pulgas, garrapatas, parásitos en sangre y músculos hipertrofiados.

«Tenemos la presentación de la querella, hemos tenido reuniones institucionales con funcionarios de la Corte Suprema, y estamos pidiendo reuniones con los fiscales superiores», agregó. También dialogaron con organismos de derechos humanos y proteccionistas de animales que iniciaron una campaña para juntar firmas en Change.org. 

Desde el viernes, en Rosario y otros puntos de la provincia, activistas por los derechos de los animales realizan protestas y campañas en las redes sociales para repudiar la decisión judicial.

Los argumentos del fiscal sobre la devolución de los galgos

En conferencia de prensa, el fiscal Omar De Pedro justificó su decisión argumentando que los abogados de los “galgueros” lo contactaron expresando que los animales se encontraban en “muy malas condiciones”, y habrían aportado imágenes dando cuenta que estaban desnutridos.

“Me comuniqué con el jefe de la Policía Ecológica de Rosario y no me dejaron satisfecho las especificaciones. No sabíamos donde estaban muchos perros, no sabíamos de su estado y mucha información que había sido ocultada”, dijo el fiscal a medios locales. “Siempre soy partidario de no devolver los animales, pero esto requiere de una excepción, o los rescatábamos de los rescatistas o corrían riesgo de vida”, sostuvo. 

Y explicó que el acuerdo con los dueños anteriores para la restitución de los animales fue que asumieran la responsabilidad por la causa de la carrera, por la que se les impuso un año de pena en suspenso, una multa de 30 mil pesos y controles por dos años. «También se harán inspecciones sorpresa para controlar el estado de salud de los perros”, precisó. Y si los galgos vuelven a ser involucrados en carreras, prohibidas por la Ley 27.330, la pena de prisión será de cumplimiento efectivo.“Los que vinieron a buscarlos no eran galgueros con fustes en la mano, eran familias, chicos que jugaban con el perro”, dijo.

El estado de los galgos al momento de ser rescatados

Por su parte, Miotti dijo que al momento de ser rescatados los perros tenían pulgas, garrapatas, parásitos en sangre y músculos hipertrofiados. Y que desde el allanamiento del 2 de octubre, las organizaciones proteccionistas realizaron campañas para afrontar los gastos de estudios veterinarios y el alimento balanceado.

«Todos los galgos estaban perfectamente identificados. Por cada perro que dejaban en tránsito la Policía Ecológica labraba un acta del domicilio y la información», apuntó en contraposición a lo expuesto por De Pedro, quien sostuvo que de los $ 600 mil pesos recaudados, $400 mil no se pudieron «transparentar», a lo que la abogada respondió que la información de los gastos médicos está en las redes sociales.

Asimismo, apuntó que hubo irregularidades en el procedimiento de rescate de los galgos y la falta de recursos, ya que no hubo presencia veterinaria que constatara el estado de salud de los animales ni se les realizó un análisis antidoping. «El fiscal lejos de buscar argumentos científicos recurrió a la opinología. Acusa de maltrato animal recurriendo a los dichos de los galgueros y comienza una persecusión a las proteccionistas, a las que también acusa de robar el dinero de las donaciones», dijo.

«Sus argumentos son débiles, pero dijo que su decisión era inapelable», agregó. Y remarcó que no cuestionan «la medida procesal» contra los «galgueros, sino «la devolución de los perros de manera abusiva y sospechosa».

El motivo por el cual adelgazaron los galgos rescatados

En sus redes sociales, Galgos Libres Rosario aclararon que si bien «ninguna de las imágenes» que se hicieron públicas a partir de los dichos del fiscal eran de «perros que finalmente estuvieron en un hogar transitorio», ofrecieron una explicación del por qué los galgos rescatados habían adelgazado.

«Los perros galgos que son usados para correr carreras son expuestos a entrenamientos regulares y de muy alto rendimiento físico así como también a alimentaciones hiperproteicas. Además en muchos casos a este tipo de perros se les administra diversos fármacos, por ejemplo anabólicos para mejorar la performance del animal a lo largo de la carrera», indicaron. 

«Todo lo recién mencionado junto en el mismo organismo hace que un canino presente un aumento (hipertrofia) de su masa muscular; retención de líquidos lo que conlleva a un aumento de su peso; músculos muy marcados que son visiblemente manifiestos», agregaron.

En ese sentido, detallaron que «al dejar de suministrarles dichos químicos, cambiarles la alimentación a un alimento seco de buena calidad (no hiperproteico) y no entrenarlos ni un solo día», resultaba notorio y «muy común que los músculos comiencen a deshincharse, que el cuerpo comience a eliminar el líquido retenido y que se note la pérdida de masa muscular se encuentre acelerada». Todos estos factores propician que el animal pierda peso.

«Todas las personas que vimos personalmente a estos animales (veterinarios y voluntarios) el primer día quedamos completamente asombrados por la marcada hipertrofia muscular que evidencia como mínimo un entrenamiento exaustivo y una dieta hiperproteica. Esto último, en manos de voluntarios o protectoras, no sucedería ni sucedió de ninguna manera», resaltaron.

Deja un comentario