Mundo Animal Perros

10 cosas que nunca debes hacerle a tu perro

La relación con una mascota debe estar basada en el respeto y el derecho a una vida sana

Los perros son criaturas nobles e inocentes, ellos nos proporcionan cantidades infinitas de amor, están allí incondicionalmente, ya sea en los buenos momentos o en los malos. Por esta razón, merecen las mejores condiciones que podamos brindarles.

Desafortunadamente, hay dueños que realizan actos que pueden afectar la integridad física y mental. Si eres un dueño preocupado, te detallamos las 10 cosas que nunca debes hacerle a tu perro.

Las 10 cosas que nunca debes hacerle a tu perro

1) Sobrealimentarlo

La malnutrición es un problema frecuente entre los dueños extremadamente protectores, quienes creen que por comer bastante su perro está apropiadamente alimentado, esto no es así, de hecho esto puede lograr el efecto contrario.

Según los expertos en salud animal, esta compone una de las principales razones por la cual los perros visitan los veterinarios.

En consecuencia, la sobrealimentación puede generarle al perro diferentes afecciones como: Problemas estomacales, dificultad para movilizarse, generar reacciones alérgicas, diarreas, problemas cardíacos y en pocas ocasiones la muerte.

2) Golpearlos

En algunos casos, cuando tus mascotas causan desastre en la casa o sencillamente no quieren obedecer tus órdenes, es normal que te sientas frustrado y se te acabe la paciencia; sin embargo, golpearlo como manera de corrección es una terrible idea.

De esta forma, lo que se recomienda en estas situaciones es utilizar una voz de mando con un tono alto y firme, acompañado de recompensas que refuerce el comportamiento positivo

Por otra parte, pegarle le puede ocasionar pérdida de confianza, nerviosismo y también es recurrente que esta detestable práctica pueda transformarse en agresividad. Recuerde, la conducta de los perros no se modifica con base en los golpes.

3) Encadenar al perro

Los perros tienen como virtud, ser un animal libre; por eso, mantenerlos amarrados por un periodo de tiempo excesivamente largo es una pesadilla para ellos.

Según la organización PETA, que aboga por los derechos de los animales, expresa rotundamente su negativa ante esta acción, además sugiere que esta práctica desgasta la salud de los perros.

Las razones por la cual no hay que encadenar a los perros son:

  • Convivencia con sus propios desechos fecales: lo que puede ocasionar infecciones ya que los dueños que emplean este “método” no limpia su área. También
  • Exposición a condiciones climáticas severas: Al estar atados, pueden quedar expuestos a la lluvia, a un sol inclemente y directo e incluso, a una catástrofe natural.
  • Deshidratación y falta de alimentación: Estar atado puede evitar que el perro pueda comer y tomar agua a gusto, además que puede fomentar la negligencia.

4) No visitar al veterinario

Por lo general, una de las excusas que expresan los dueños para no llevar a los perros al veterinario es el costo. Sin embargo, garantizar una vida plena y sana a tu mascota vale la inversión.

De esta manera, no solamente se lleva al veterinario a tu mascota cuando presentan alguna enfermedad, también sirve de carácter preventivo para evitar complicaciones. Además, la persona que conoce mejor a tu perro en cuestión de salud es un veterinario, así que no te recomiendo automedicar a tu mascota.

Con frecuencia, se recomienda que un perro adulto acuda al veterinario cada 6 meses para una consulta de control, pero en el caso de los cachorros puede requerir de mayor continuidad.

5) Humanizarlo

Aunque no lo parezca, esta es una de las cosas que nunca debes hacerle a tu perro. Te explicamos por qué.

Cuando hablamos de humanizar a tu perro, nos referimos a tratarlo como si fuera una persona, es decir, condicionar su forma de entender su alrededor, sus emociones, hábitos.

Esto causa una desviación en la forma de pensar en los perros y también en los dueños. Es muy habitual encontrar este problema en dueños extremadamente protectores.

Como consecuencia, se puede generar diversos problemas, como por ejemplo:

  • El irrespeto de las normas de convivencia.
  • Se vuelve más agresivo si no logra la atención necesaria y suele demostrarlo incluso mordiendo.
  • Se vuelve desconfiado.
  • No obedece.
  • Desata un comportamiento destructivo debido a la falta de socialización.
  • Padecer sobrepeso.

6) Abandonar o encerrar a tu perro

El abandono de perros, es una de las cosas que nunca debes hacerle a tu perro; sin embargo, lamentablemente es una las más empleadas por dueños imprudentes.

En este sentido, las razones por las que muchos dueños optan por tomar esta acción van desde la pérdida del interés por el animal, problemas económicos, cambios de residencia e incluso el comportamiento del perro.

Se trata de una práctica deplorable, pero gracias a diversas organizaciones protectoras de animales se ha generado conciencia en la población, e incluso las personas que incurren en esto pueden tener problemas legales.

Por otra parte, el abandono también se puede manifestar en encerrar de manera injusta a tu animal, o no prestando atención a sus necesidades básicas (como comer, hacer ejercicio, cariño, entre otros).

7) El irrespeto a sus libertades básicas

Antes de adquirir un perro, debes cumplir con una serie de libertades para que tenga una vida óptima. Esta serie de libertades son 5 y fueron definidas por la escritora Ruth Harrison en 1964, estas son:

  • Libre de hambre, sed y desnutrición: Es decir, debes de proporcionar agua y alimentos de manera periódica.
  • Libre de miedo y angustia: Los perros suelen ser muy sensibles, por esta razón debes de brindarles seguridad y confianza para que ellos puedan actuar con comodidad.
  • Libre de incomodidades físicas o térmicas: Los perros suelen sufrir mucho con los cambios bruscos de temperatura (golpe de calor por ejemplo), de esta forma, el deber para con tu perro es protegerlos de esto.
  • Libre para expresarse: No cohibir, o al menos, no tratarle mal ya sea cuando ladre o quiere expresar su afecto, basta con corregirlo de una manera amena que él entienda.
  • Libre de dolor: Tienes el deber de tratar que viva lo mejor posible, sin dolor, ayudándolo a evitar lesiones y enfermedades.

8) No dar importancia a su higiene

La higiene de un perro es de vital importancia, sin embargo, esto no se centra solamente en bañarlo; también implica cortarle las uñas, cepillar su pelaje y sus dientes e incluso verificar la presencia de pulgas o garrapatas, estas son actividades de aseo necesarias que deben realizar los dueños.

Consecuentemente, prestar atención a estos aspectos evita la transmisión de cualquier enfermedad que afecte la calidad de vida y mejora el aspecto del perro.

9) Proporcionarles alimentos peligrosos

Una de las cosas que nunca debes hacerle a tu perro, es compartir tus alimentos sin saber que esto puede generar graves consecuencias a tu perro. Hay algunos alimentos que son tóxicos e incluso puede conllevar a la muerte. Algunos de estos alimentos son:

  • Aguacate.
  • Cebolla (provoca anemia en los perros).
  • Chocolate (puede provocar vómito y diarrea).
  • Nueces (provoca problemas renales).

10) Privarlo de tener vida social

Otra de las cosas que nunca debes hacerle a tu perro,es tenerlo encerrado en tu hogar. Se sabe que los perros son altamente sociables, curiosos y disfrutan en exceso en compartir ya sea con otros perros o personas esto le permite desarrollar sus habilidades cognitivas y sociales.

La socialización es parte fundamental de su educación, si quieres que tu perro tenga un buen comportamiento, restringir la socialización no es la manera adecuada.

Deja un comentario