Gatos

10 Cosas que los gatos temen y hay que evitar

Someter a un felino a situaciones de estrés puede ser perjudicial para su salud

Tener una mascota nos exige cumplir con una serie de responsabilidades, y para que nuestro gato disfrute del mayor grado de confort y comodidad en el hogar, es necesario cuidar de él desde todo punto de vista.

No sólo debemos estar pendientes de su alimentación sino también de su medicación, sitios de descanso, su higiene diaria y evitarles circunstancias desagradables que de una u otra forma los puedan afectar.

Es por ello que explicaremos las principales causas o factores que inducen cierto nivel de miedo en los gatos, tales como: El agua, las aspiradoras, los truenos, otros gatos, globos, fuegos artificiales, perros, entre otros factores de estrés.

Cabe destacar que muchos de estos miedos están relacionados con la naturaleza intrínseca de los felinos. Tal es el caso de los perros, que son uno de los principales enemigos naturales de los gatos.

Por otra parte, otros de los factores de miedo, son aquellos relacionados con la tranquilidad de su entorno; como por ejemplo, los fuegos artificiales o sonidos fuertes que alteran el nivel de ruido a los cuales están acostumbrados en condiciones naturales.

Sin más preámbulo, a continuación describiremos las 10 cosas que los gatos más temen y hay que evitar, con el fin de que su permanencia en el hogar sea lo más placentera posible.

10 Cosas que los gatos temen y odian

La intención de este listado de temores para los gatos, es que usted como dueño y responsable de su bienestar, evite tales factores o circunstancias que incomoden a su mascota.

1. Los perros

Si bien es cierto que los perros y gatos si pueden convivir de manera armónica; para lograr este cometido es necesario aplicar un arduo trabajo de educación y de adaptación para ambas especies por parte de su dueño.

Resulta que la forma juguetona de ser de los perros es un comportamiento que va en contra del carácter apacible de los gatos, por lo que pueden sentir algo de temor cuando los perros se les acercan, aún si su intención es la de simplemente jugar.

2. El agua

Por lo general, los gatos son animales muy aseados y tienen su propia rutina de acicalamiento sin necesidad de que les apliquen ningún baño por parte de sus dueños.

Y aunque algunos dueños de gatos acostumbran a los mismos a sesiones de baños, desde los primeros días de nacidos; aquellos gatos que no posean dicha costumbre tienden a huir del agua en todo momento.

3. Los relámpagos

Debido a que los gatos tienen un sentido del oído bastante fino y desarrollado, cualquier sonido fuerte tendrá el efecto de asustarlos, siendo uno de ellos los truenos.

Obviamente, los relámpagos no podemos evitarlos; sin embargo, podemos mitigar sus efectos manteniendo a nuestro gato en una habitación sin ventanas donde se perciba el menor ruido posible.

Y en caso de llegar el ruido, podemos abrazar a nuestro gato para que se sienta más seguro y reducir su nivel de miedo.

4. Las aspiradoras

En este tipo de electrodomésticos, tan común en nuestros hogares; se conjugan dos factores que afectan a los gatos.

Por un lado, el molesto ruido que hacen durante su funcionamiento, por otro, el movimiento que estas realizan, lo que se traduce en que los felinos las visualicen con mayor preocupación o miedo.

5. Los transportines

Este miedo es un aspecto que se debe atacar casi de manera obligatoria, debido a que en determinados momentos tendremos la necesidad de llevar a nuestro gato, bien sea la consulta del veterinario o a realizar algún viaje familiar.

En tal sentido, es necesario acostumbrar a nuestro gato a ingresar en el transportín, por lo que se sugiere hacerlo desde la temprana edad del felino. De esta manera lo podremos dejar en el transportin en cada visita o viaje que realicemos.

En dicha adaptación, el gato podrá darse cuenta que no representa ningún peligro para su seguridad, lo que se puede afianzar mediante la práctica de dejar algo de su interés en su parte interna para que ingrese por cuenta propia y se vaya adaptando sin ningún tipo de traumas.

6. Fuegos Artificiales

Al igual que los relámpagos, los fuegos artificiales poseen la misma variable de incomodidad o de molestia para los gatos, como lo es la generación de un fuerte ruido para el fino oído que poseen.

7. Los Globos

En primera instancia, es un objeto desconocido para tu gato; además, tiene la peculiaridad de caer desde las alturas, algo que el gato puede percibir como una amenaza.

Y si a ello se le suma el hecho que el globo puede explotar, existe el otro factor antes mencionado, el ruido generado aumentando su temor por los globos.

8. Los desconocidos

En líneas generales, los gatos son animales de costumbres que se adaptan a ciertas situaciones o circunstancias de forma rápida, incluyendo su entorno, del cual forman parte las personas. Cuando llegan personas que no conocen, tienden a sentirse algo desconfiados, y por ende con cierto temor.

Esto se puede solventar mediante una sesión de presentación de las personas o visitas recién llegadas, para que el gato se adapte y no rechace su presencia.

9. Otros gatos

Aunque parezca increíble, la presencia de otros felinos en su territorio les puede parecer una amenaza o un riesgo de perder sus dominios, lo que se traduce en temor por otros gatos vistos como intrusos.

10. Los pepinos

Este factor representa uno de los que más llama la atención ¿Porque el pepino produce temor en los gatos? Muchos expertos consideran las siguientes razones:

  • En primera instancia, es un elemento que es poco frecuente encontrarlo, y como ya hemos dicho rompe el entorno al cual están acostumbrados y lo ven como un peligro o amenaza.
  • De igual manera, los pepinos les pueden recordar a una serpiente, animal que representa uno de sus depredadores naturales del cual siempre tendrán como su primera reacción huir y sentir gran temor.

Como hemos visto, algunos de los principales factores que causan temor en los gatos, son elementos que pueden ser encontrados en nuestra vida diaria, y por ende en la vida de nuestros gatos.

No obstante, existen diversas formas de evitar tales situaciones para no causar molestia en nuestro gato.

Deja un comentario